Matan de un disparo a un indigente al que antes le habían quemado la chabola en Granada

Policía Nacional en la zona acordonada, próxima a las instalaciones del Rey Chico./ALFREDO AGUILAR
Policía Nacional en la zona acordonada, próxima a las instalaciones del Rey Chico. / ALFREDO AGUILAR

Policía Nacional mantiene detenida a una persona por estos hechos, cometidos junto al Carmen del Granaíllo

JOSÉ R. VILLALBA

Un varón apareció muerto de un disparo ayer a las diez de la mañana junto al Carmen del Granaíllo. La tarde del martes vio cómo ardía su chabola en un incendio presuntamente intencionado, aunque en ese momento él no estaba dentro del habitáculo. De momento, no ha trascendido la edad de este individuo, aunque las fuentes consultadas apuntan a que se trata de una persona joven de no más de 35 años.

Un policía local fue quien descubrió ayer por la mañana el cadáver de este indigente, tumbado bocabajo en un colchón y en medio de un importante charco de sangre. A partir de ahí, agentes del grupo de Homicidios y de Policía Científica se personaron en el lugar de los hechos para iniciar una investigación policial que, de momento, se ha saldado con la detención de una persona joven que solía dormir también en las inmediaciones de este Carmen del Granaíllo.

Esta semana

Bomberos de Granada se personaron la tarde del lunes en este lugar tras recibir el aviso de que estaba ardiendo una chabola en las faldas de la Alhambra. Después de que los bomberos sofocaran el fuego, el inquilino del habitáculo se personó en la zona y comentó a los agentes de la Policía Local que temía que el autor del fuego fuera un vecino indigente que suele dormir a pocos metros de su chabola porque lo tenía amenazado. Casualmente, esta persona sospechosa no se encontraba en su otra chabola, ubicada a unos metros de la de la víctima, cuando hallaron al cadáver sobre las diez de la mañana. El cuerpo del finado fue encontrado por casualidad por un policía local del área de Medio Ambiente que se dirigía a la zona quemada el día anterior para evaluar lo ocurrido. El objetivo de su visita al Carmen del Granaíllo dio un giro de 180 grados cuando se encontró con el cadáver en medio de un importante charco de sangre.

El grupo de Homicidios de la Policía Nacional hizo un gran trabajo tras tener conocimiento de los hechos ocurridos la tarde anterior por el incendio y las manifestaciones efectuadas por la víctima, referidas a que estaba amenazado por su 'vecino'. A partir de ese momento comenzaron las tareas de búsqueda hasta que lograron localizar a este joven que al cierre de esta edición continuaba en los calabozos de la comisaría de policía de la Palmita.

Detector de metales

Los agentes de Policía Científica de Policía Nacional pasaron ayer toda la mañana recabando pruebas en el lugar del homicidio. En torno a las dos de la tarde, un agente del Tedax en compañía de un detector de metales estuvo un buen número de horas por toda la zona acordonada por los agentes de Policía buscando casquillos de bala e incluso el arma utilizada por el homicida para matar a la víctima. Una labor ingente para tratar de aportar más pruebas al atestado policial con el fin de clarificar si el detenido tiene o no algo que ver con este homicidio. Una pareja de policías motorizados frenaron el paso de curiosos a la zona acordonada previamente.

Vecinos del entorno se han quejado en más de una ocasión de la presencia de indigentes afincados junto al solar existente delante del Carmen del Granaíllo, pese a que se encuentra vallado. Parte de la alambrada se encontraba ayer tirada abajo. En principio, se desconoce cuál ha sido el móvil de este crimen, aunque se especula que entre ambos hubiera rencillas alimentadas por cuestiones sin mayor importancia.

El arrestado, siempre y cuando la Policía constante que existen indicios de su participación en este homicidio, puede permanecer detenido en dependencias policiales hasta el próximo sábado, cuando cumple el plazo para ponerlo a disposición judicial. El cuerpo del finado se encuentra en el Instituto de Medicina Legal de Granada, adonde fue trasladado ayer a primera hora de la tarde para que le practicaran la correspondiente autopsia.

La víctima podía llevar muerta tres o cuatro horas cuando fue descubierta en un colchón junto al Carmen del Granaíllo, según han comentado las fuentes consultadas por IDEAL.