Salvador presenta el segundo de los cuatro grandes bloques de su programa

Salvador presenta el segundo de los cuatro grandes bloques de su programa

El candidato de Ciudadanos a la alcaldía explica que 'La Granada Moderna' plantea «respuestas eficaces y sostenibles a las necesidades del nuevo modelo metropolitano de gran ciudad al que nos dirigimos»

R. I.Granada

«La Granada Moderna plantea respuestas eficaces y sostenibles a las necesidades del nuevo modelo metropolitano de gran ciudad al que tenemos que dirigirnos los próximos años, posicionando al conjunto dentro del sistema urbano andaluz y nacional». Así lo ha asegurado este martes el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Granada, Luis Salvador, durante el acto de presentación en la Biblioteca de Andalucía de 'La Granada Moderna', el segundo de los cuatro grandes bloques temáticos que conforman 'Granada, Ciudad Elegida', el proyecto de ciudad para 2019-2031 con el que la formación naranja concurrirá a las próximas elecciones municipales.

En concreto, ha detallado, abordará la necesaria revisión del Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana (POTAUG) para convertirlo en un instrumento no solo de protección, sino en marco del desarrollo y despegue del área metropolitana, planificando nuevas zonas de uso verde y público con respeto a la protección paisajística y agrícola. En paralelo, Salvador ha abogado por la elaboración de un nuevo plan estratégico de Granada que afronte los nuevos retos y proponga las líneas maestras a definir para obtener el objetivo de hacer a nuestra ciudad mucho más competitiva ante el resto de sistemas urbanos.

El AVE a Granada como medio esencial para la mejora de la conectividad de la ciudad con el resto del país se complementa con «apuestas para integrar el ferrocarril en Granada, remodelar en colaboración con Adif la estación de tren o la defensa de la culminación de la variante de Loja». La defensa de la terminación de la segunda circunvalación y la red de las carreteras de enlace VAU, la realización del eje Arabial-Palencia o la ampliación del Metropolitano de Granada también se constituyen como grandes ejes de su apuesta.

Aborda también de manera directa la relación del Albaicín y el Sacromonte con el resto de la ciudad. Para ello, no solo reivindica una gestión y financiación común junto al complejo monumental de la Alhambra y el Generalife, sino que también requiere de una actualización del Plan Especial de Protección y Reforma Interior Albaicín y Sacromonte que estudie en paralelo la posibilidad de implantar en el Albaicín y el Realejo sistemas de mejora de transporte peatonal, así como de nuevas modalidades de acceso a la Alhambra apoyadas en sistemas tradicionales.

Asimismo, el ambicioso programa de Ciudadanos para La Granada Moderna 2019-2031 mantiene una especial preocupación por la contaminación; una realidad que se intentará paliar mediante cláusulas medioambientales y sociales específicas en los pliegos de condiciones de aquellas contrataciones que realice el Ayuntamiento, por la mejora de la calidad del aire, por una gestión de los residuos más sostenible y por la recuperación e integración ambiental y paisajística de los ríos en la ciudad.

Por último, el proyecto de ciudad que ha defendido Salvador proyecta también la redefinición de un plan de movilidad municipal que reduzca de forma drástica la circulación en el centro de la ciudad mediante un transporte público más eficaz y la creación de aparcamientos disuasorios que permitan hacer de Granada «una ciudad para poder moverse con libertad».