Rocío Díaz reforzará «la transparencia en la gestión» al frente del Patronato de la Alhambra

Rocío Díaz conversa con la consejera de Cultura Patricia del Pozo durante una visita anterior a la Alhambra./PEPE MARÍN
Rocío Díaz conversa con la consejera de Cultura Patricia del Pozo durante una visita anterior a la Alhambra. / PEPE MARÍN

La nueva directora del Patronato de la Alhambra, nombrada este martes en Consejo de Gobierno de la Junta, anuncia que va a «consensuar» la gestión de las entradas al monumento

E. P.Granada

La nueva directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Rocío Díaz, nombrada este martes por la Junta de Andalucía, ha afirmado que reforzará «la transparencia en la gestión» del monumento, donde aumentará la participación ciudadana y del sector turístico con el fin último de que Granada lo sienta como «algo propio y algo suyo».

La directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife ha adelantado que va a «consensuar» con el sector turístico la gestión de las entradas del monumento, cuyo sistema encontró la oposición de asociaciones de la provincia como la de agencias de viajes.

La hasta ahora portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Granada ha señalado que será un «honor» desempeñar la nueva responsabilidad para la que ha sido nombrada este martes en Consejo de Gobierno de la Junta, por lo cual ha tenido palabras de agradecimiento para su presidente, Juanma Moreno, y la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo.

Trabajará en coordinación con los técnicos del Patronato de la Alhambra y el Generalife para la custodia y conservación de los bienes del conjunto monumental, como está marcado en sus estatutos, y reforzará las políticas para la mejora de su entorno, y en concreto, del Albaicín, del que ha subrayado que está reconocido como Patrimonio Mundial por la Unesco, y que tiene proyectos pendientes como el Paseo de Romayla o la rehabilitación del Maristán.

Díaz ha recordado que en numerosas ocasiones ha preguntado desde el PP «qué pasa con el Maristán» y otros proyectos que afectan al barrio del Albaicín, y que están encuadrados en el ámbito de gestión del patronato, y que ahora activará desde un puesto en el que ha señalado que se dejará «la piel» y pondrá «muchas horas» y dosis de «cariño».