La rectora de la UGR asegura que si se confirman los casos de acoso serán trasladados al juzgado

Imagen de archivo de Pilar Aranda durante una entrevista cpara Ideal. /ALFREDO AGUILAR
Imagen de archivo de Pilar Aranda durante una entrevista cpara Ideal. / ALFREDO AGUILAR

Pilar Aranda ha confirmado que existen cinco nuevos casos, como adelantó IDEAL, y que está a la espera de noticias por parte de la Unidad de Igualdad y la Inspección de Servicios

C. Á.Granada

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha vuelto a hablar este miércoles sobre las denuncias por varios casos de acoso sexual que la institución ha recibido en los últimos días contra un profesor de la Facultad de Pedagogía. Además de confirmar que se han registrado cinco nuevos casos por parte de alumnas, ha afirmado con rotundidad, si se confirman los casos, llevarlos a los juzgados: «Totalmente. Estoy al día con el director de la Unidad de Igualdad y el inspector de servicios y en cuanto tengamos más noticias actuaremos con contundencia dentro del respeto a la ley. Si tenemos que pasar el caso al ministerio fiscal, lo pasaremos».

Aranda ha relatado que «la universidad ha activado rápidamente el protocolo de acoso. El tema está ahora en la Unidad de Igualdad y en la Inspección de Servicios. Seremos totalmente contundentes con este tema«. A pesar de que queda mucho trabajo por hacer, ha explicado que »afortunadamente en esta universidad se ha trabajado mucho en prevención y en convencer de la necesidad de denunciar este tipo de situaciones«. Ha señalado que, »respetando, como no puede ser de otra manera, la presunción de inocencia, tenemos que activar un protocolo. Se va perdiendo el miedo a las denuncias, y en eso tenemos que trabajar, en una sociedad más igualitaria en la que se respete con normas de conducta lo que se entiende que tienen que ser las relaciones de las personas».

Sobre las armas con las que cuenta la institución para combatir este tipo de casos, la rectora de la UGR ha aseverado que «es necesario un cambio en la legislación. Cuando existe un caso así la universidad y cualquier empresa tiene que tener la capacidad para tomar medidas preventivas, totalmente cautelares. Y con la legislación actual no se puede«. Ahora bien, ha insistido en que »estamos trabajando con precaución pero con contundencia al activar un protocolo que es uno de los más avanzados de las universidades españolas».