El PSOE cree que no se dan las condiciones para una moción de censura en Granada

El PSOE cree que no se dan las condiciones para una moción de censura en Granada

El concejal Eduardo Castillo le pide a las fuerzas que hoy gobiernan el Ayuntamiento que se dejen «de dimes y diretes» o que «se echen a un lado»

SERGIO GONZÁLEZ HUESO

El concejal del grupo municipal socialista de Granada, Eduardo Castillo, ha pedido a las fuerzas que componen el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada que «se dejen de dimes y diretes o se echen a un lado» para que pueda volver el PSOE. Castillo ha dado esta mañana una rueda de prensa y la ha aprovechado para trasladar su preocupación y sorpresa ante lo que está sucediendo a nivel político en la . En referencia a las últimas declaraciones de Sebastián Pérez en Órgiva amenazando a Ciudadanos con romper el pacto sino se certifica la alternancia en la alcaldía en dos años.

El socialista ha destacado en su intervención el hecho de que en solo dos meses de Gobierno 'naranja', esta formación ya haya perdido a un socio (Vox) y que el otro esté amenazando ahora también con romper.

Aunque está convencido de que esto es «difícilmente comprensible» para la ciudadanía, no cree que en caso de romperse el acuerdo de la derecha se dieran las condiciones para que hubiera una moción de censura.

Así lo ha confirmado a IDEAL, periódico al que ha lamentado que tengan que ser los ciudadanos de Granada los que deban soportar esta «inestabilidad» al frente de la institución municipal. «Es algo insostenible», en palabras de Castillo, que se ha mostrado indignado por lo que la derecha está haciendo con la ciudad. Y no solo ha recordado la fórmula de la alternancia al frente de la alcaldía al ecuador del mandato, que la ve como una ocurrencia, sino también por los episodios de corrupción acaecidos cuando gobernaba el PP y que tuvieron como principal consecuencia la detención del popular José Torres Hurtado.

Todo esto afecta a la credibilidad de Granada y a la acción de gobierno, según el PSOE, que de boca de Castillo ha pedido encarecidamente al actual equipo de gobierno que «trabaje de una vez por el bien de la ciudad», ha concluido.

«Falta de respeto»

La parlamentaria andaluza por Granada del PSOE, María José Sánchez Rubio, también ha cargado con dureza esta mañana por las últimas declaraciones del líder del PP y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Granada, Sebastián Pérez.

La parlamentaria ha calificado el nuevo episodio político acaecido como una «falta de respeto a la ciudad, a los ciudadanos y un mercadeo con la ciudad de Granada». Asimismo, ha mostrado su preocupación por el «desinterés» de estos partidos ante los problemas de los habitantes de la capital. «La prioridad para ellos es gobernar a costa de lo que sea. Solo les preocupa el qué va a pasar conmigo«, ha denunciado.

El origen de esta situación, según Sánchez Rubio, está en el acuerdo que la derecha cerró para investir a Luis Salvador pese a que su formación política solo tuviera cuatro concejales. Tal y como cree, los partidos de la derecha cerraron un pacto para el gobierno de una ciudad donde todos «tendríamos que haber sabido exactamente qué era». Pues según ella, se trataba de la gestión de la ciudad y no de cuestiones partidistas.