Cinco horas de angustia de un cazador tras caer al interior de un pozo de cinco metros en Íllora

El pozo, en Sierra Pelá, estaba cubierto pero la tapa se desplomó al pasar el cazador. /Policía Local Illora
El pozo, en Sierra Pelá, estaba cubierto pero la tapa se desplomó al pasar el cazador. / Policía Local Illora

El hombre cayó al orificio de cinco metros de profundidad tras desplomarse la cubierta y permaneció con el agua a la cintura hasta que le encontró el dispositivo de rescate

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETEGranada

Un vecino de Íllora de 63 años resultó herido al caer accidentalmente a un pozo de cinco metros de profundidad cuando se encontraba cazando en un paraje de Sierra Pelada, en el municipio ilurquense.

El pozo se encontraba tapado y escondido por la maleza, según explicó la Policía Local de Íllora, pero la cubierta estaba oxidada y vieja y no resistió el peso del cazador, que cayó al interior al pisarla involuntariamente. El cazador cayó al pozo al mediodía y permaneció durante cinco angustiosas horas en el interior, a oscuras a cinco metros de profundidad, con el agua hasta la cintura y profiriendo gritos de auxilio.

El pozo, señalizado por la Policía local, que ha dado orden a su propietario para que lo selle.
El pozo, señalizado por la Policía local, que ha dado orden a su propietario para que lo selle. / Policía Local Íllora

Por suerte, la familia dio la voz de alarma al ver que el vecino no volvía a casa a almozar y alertó al 112, que montó un dispositivo de búsqueda en la sierra con Policía Local y Guardia Civil. La propia familia salió también al monte a buscar al hombre, que estaba herido e intentó sin éxito escalar el pozo con una goma de riego que había en el interior.

La fortuna hizo que el cazador, herido, escuchara los gritos llamándole del novio su hija en la sierra y respondiera con todas sus fuerzas, lo que llevó a los rescatadores hasta el pozo en el que se encontraba.

Le sacaron a las cinco de la tarde, utilizando una escalera y herido, pero no de gravedad. Tras el susto, que tuvo lugar este sábado, el vecino de Íllora está en casa recuperándose.

La Policía Local ha señalizado la zona del pozo y ha ordenado al propietario volver a sellarlo con una cubierta.