Sorprendidos con más de cuatro kilos de hachís en el coche en Villanueva Mesía

Sorprendidos con más de cuatro kilos de hachís en el coche en Villanueva Mesía

Han sido detenidos dos individuos por un delito contra la salud pública por tráfico de drogas

R. I.GRANADA

La Guardia Civil, en una nueva operación contra el tráfico de sustancias estupefacientes en la provincia de Granada, se ha incautado de 4.5 kilos de hachís y ha detenido a dos personas por un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Esta operación se incardina en el conocido plan Telos y se enmarcan dentro del esfuerzo que la 4ª Zona de la Guardia Civil está desarrollando en el Campo de Gibraltar y su zona de influencia para combatir el narcotráfico procedente del norte de África.

La intervención tuvo lugar sobre las 00.55 horas del pasado día 3 de julio. Agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Granada (USECIC) estaban realizando un control preventivo de tráfico de drogas en el kilómetro 205 de la autovía A-92, en el término municipal de Villanueva Mesía, cuando interceptaron un turismo que viajaba dirección Almería y que iba ocupado por dos personas.

Los agentes identificaron al conductor y al ocupante, unos individuos de 47 y 39 años de edad, vecinos de Ceuta, sin antecedentes policiales. Ante su actitud nerviosa, los guardias civiles decidieron iniciar una inspección del turismo junto con un guía y su perro del Grupo Cinológico de la Guardia Civil de Granada, sospechando que podían transportar alguna sustancia estupefaciente.

El perro detector de drogas, Juper, durante la inspección marcó en un hueco de la toma de aire del habitáculo, ubicado en el compartimento del motor, señal inequívoca de que en dicho lugar podía haber algún tipo de sustancia estupefaciente.

Tras revisar minuciosamente la zona marcada, los agentes de la Guardia Civil descubrieron que los ahora detenidos transportaban ocultos 4.5 kilos de hachís, distribuidos en 45 paquetes.

Conductor y pasajero fueron detenidos y trasladados junto con la droga y el vehículo hasta el acuartelamiento de la Guardia Civil de Loja, donde el equipo de Policía Judicial se hizo cargo de la instrucción de las diligencias.