Siempre luchando contra la pobreza

Siempre luchando contra la pobreza

Vélez de Benaudalla celebrará el XXV Festival Misionero, creado por el sacerdote y misionero Francisco Bautista para recaudar fondos para los más necesitados de África

RAFAEL VÍLCHEZVÉLEZ DE BENAUDALLA

Vélez de Benaudalla celebrará el XXV Festival Misionero para recaudar fondos para los niños pobres de Níger (África). Este humanitario evento lo creó el misionero de la Sociedad de Misiones Africanas, Francisco Bautista Rodríguez, nacido en Vélez de Benaudalla el 3 de agosto de 1967. Francisco aprendió a mirar el mundo desde abajo, con la sencillez de una familia humilde. Su padre Juan fue arriero y su madre Encarnación ama de casa. Francisco, al que todos llaman Paco, camina con cierto aire despistado, porque no se detiene en lo efímero ni en la monotonía; él prefiere beber del agua cristiana y fresca que brota del manantial de su corazón. Allí donde viven las pasiones, donde el dolor quema y la alegría inunda la existencia.

El XXV Festival Misionero se celebrará el día 4 de agosto en la Haza de la Laguna a partir de las nueve de la noche. Será presentado por Ana la locutora. Entre otras cosas, se celebrará un desfile de modas, participaran varios cantautores, dos escuelas de baile de sevillanas, una rondalla, y actuarán las campeonas de Kenpo que son de Vélez de Benaudalla. Algunas de las actuaciones correrán a cargo de grupos de Salobreña. También, habrá una barra, una hucha, un puestecillo de artesanía africana y otro de los libros de Paco. Todo lo que se recaude será en este caso para Níger, un lugar con mucha hambruna. Se suele recaudar cada año entre 6.000 y 7.000 euros. En otras ocasiones el dinero recaudado ha sido para Benín. La gente de Vélez de Benaudalla se vuelca siempre con Paco Bautista.

Paco Bautista a corta edad trabajó en el campo con gente de la calle para poder pagarse los estudios. En la Facultad de Teología de Granada empezó a estudiar y después pasó a la Facultad de Teología de Madrid porque se decidió por las misiones. Después estuvo en África, en Benín durante 30 años no consecutivos. Paco volvió a la tierra que le vio nacer y crecer para acompañar a su padre (ya fallecido) porque se encontraba enfermo. Mientras tanto colabora con varias iglesias. Este misionero a escrito tres libros: 'Grito y esperanza desde los pobres', Historias de un encuentro' y 'Cuando el amor habla'. Estas obras se podrán adquirir en el Festival Misionero de Vélez de Benaudalla que este año cumple su primer cuarto siglo de vida. Paco Bautista volverá a Níger después de Navidad y allí estará seis meses porque su precaria salud no le permite estar más tiempo en ese lugar. Cuando vuelva a su tierra, al poco tiempo volverá con los más pobres de África.