Uno de los heridos a un guardia civil: «Busco el dinero de la furgoneta»

Furgoneta accidentada donde iba escondido el millón de euros./IDEAL
Furgoneta accidentada donde iba escondido el millón de euros. / IDEAL

El millón de euros hallado en el interior de un vehículo tras un accidente en la A-92 fue descubierto horas después del siniestro

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBA

La Guardia Civil no supo de la existencia del millón de euros hallado en el interior de una furgoneta accidentada el pasado jueves hasta que no la trasladaron a la Comandancia de Granada. Los agentes se encontraron en el lugar del siniestro a dos heridos leves en el interior del vehículo y un poco de dinero esparcido por el suelo. Rápidamente dieron aviso a un dispositivo sanitario para evacuar a estos dos heridos leves. Fue después, pasados quince o veinte minutos cuando los agentes vieron a una tercera persona también herida merodeando por la zona. «Busco el dinero de la furgoneta», le espetó este tercer ocupante de la autocaravana, que sufrió una salida de vía en la A-92 a la altura del municipio de Huétor Santillán.

Al parecer, según fuentes consultadas del instituto armado, este tercer hombre salió de la furgoneta cuando se registró el accidente y fue buscando el dinero esparcido por la zona donde la furgoneta dio varias vueltas de campana. Este individuo no se atrevió a entrar a la autocaravana en busca del montante de un millón de euros. Y no lo hizo porque la furgoneta se encontraba casi al borde de un precipicio y cualquier movimiento la podía desequilibrar para mandarla al fondo del barranco.

Más información

Una grúa fue la encargada de sacar la autocaravana del lugar agreste donde había quedado embarrancada y fue al llegar a la Comandancia de la Guardia Civil de Granada cuando los agentes decidieron buscar, con la sorpresa del hallazgo del millón de euros, aunque quizá sea una cantidad superior. Este tercer ocupante de la furgoneta, de origen lituano al igual que los otros dos, fue evacuado a un hospital de la capital granadina con heridas leves, aunque recibió el alta ese mismo jueves.

El dinero se descubrió gracias al aviso de este individuo, que no reconoció, al menos en aquel momento, la propiedad del mismo, aunque sí la existencia de este montante económico en el interior de la autocaravana.

Este periódico ha podido saber que ninguno de los tres lituanos ocupantes del vehículo tiene antecedentes penales. La furgoneta es propiedad de un cuarto lituano, residente en España, y tiene toda la documentación en regla.

La investigación para descubrir la procedencia del dinero sigue abierta. La Guardia Civil ha detallado que, hasta el momento, ninguno de los tres viajeros ha reclamado el dinero ni ha especificado su procedencia y que quien lo haga se enfrentará a una sanción administrativa por carecer del permiso obligatorio para viajar con esa cantidad.

Para evitar el blanqueo de capitales, la norma limita a 100.000 euros el dinero máximo que se puede transportar por el territorio nacional sin permiso, cifra que se reduce a 10.000 si el dinero se lleva a otro país.

El dinero será contado con un responsable de Hacienda y con una máquina debido a la gran cantidad de billetes existentes. De momento, lo que hay es un cálculo estimativo.