El homicida mató al guardia civil con su arma reglamentaria

Momento de la detención del presunto homicida./PEPE MARÍN
Momento de la detención del presunto homicida. / PEPE MARÍN

Venía de robar un bar en Las Gabias cuando fue interceptado

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

Pasadas las cuatro de la mañana se producía el disparo que acabaría con la vida del agente José Manuel Arcos. El guardia, junto a su compañera de patrulla, le habían dado el alto a un Ford Escort blanco en el término municipal de Huétor Vega, donde estaban prestando servicio en ese momento. El comportamiento del conductor levantó sospechas, viajaba a gran velocidad, y decidieron pararlo.

El conductor se detuvo y se bajó del coche. Inició un forcejeo con el guardia civil al que logró arrebatar su arma reglamentaria para efectuarle un disparo que acabó siendo mortal. El sujeto escapó del lugar del crimen.

El guardia quedaba gravemente herido y fue trasladado al hospital deñl PTS donde los médicos no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

El Instituto Armado iniciaba en ese momento un dispositivo de búsqueda para localizar al sujeto, que al parecer escapaba tras cometer un robo en un bar. La 'Operación Jaula' se iba a extender a los municipios del arco sur del área metropolitana para detener al criminal. El cerco policial dio sus frutos a las 09.25 horas de la mañana, cuando una patrulla de Albolote lograba detener al presunto autor del homicidio en uno de los numerosos controles policiales.

El detenido es un individuo de 40 años de edad, vecino de Granada, con numerosos antecedentes policiales. Al parecer circulaba en un vehículo que acababa de robar cuando fue interceptado.

El Guardia Civil fallecido, casado y con dos hijos, ingresó en el cuerpo en 1993. A lo largo de su carrera ha ocupado diversos destinos, entre los que destacan los Puestos de La Calahorra (Granada), Valls (Tarragona), Jerez Marquesado (Granada) y la Comandancia de Tarragona. Actualmente estaba destinado en el Puesto de La Zubia (Granada).

Cuenta con diversas condecoraciones, entre ellas la Cruz a la Constancia (Plata y Bronce) y otros distintivos.

La capilla ardiente se instalará en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada a partir de las cinco de la tarde, donde podrán despedirlo amigos, familiares y compañeros que asistían hoy desolados al triste suceso. Mañana martes tendrá lugar una misa-funeral en la Catedral de Granada.

MÁS INFORMACIÓN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos