La Guardia Civil ha intervenido casi 5000 plantas de cannabis sativa durante el mes de noviembre

La Guardia Civil ha intervenido casi 5000 plantas de cannabis sativa durante el mes de noviembre

28 personas han sido puestas a disposición judicial en la provincia de Granada por delitos de cultivo de droga

R. I. GRANADA

La Guardia Civil de Granada se ha incautado de 4.952 plantas de cannabis sativa a lo largo de este pasado mes de noviembre y ha puesto a disposición judicial a 28 personas por delitos contra la salud pública por cultivo de droga.

La Guardia Civil ha realizado 27 intervenciones contra el cultivo ilegal de cannabis sativa en las localidades de Láchar (3), Atarfe (2), Cijuela (2), Valderrubio, Escúzar, Íllora, Gójar, Nívar, Chauchina, Las Gabias, Trasmulas, Alhendín, Ogíjares, Albolote, Loja, Alfacar, Pinos Puente, Belicena y Otura.

La operación con mayor número de plantas de cannabis intervenidas tuvo lugar en Cijuela, donde la Guardia Civil intervino 1169 plantas y puso a disposición judicial dos personas por un delito contra la salud pública.

También destacan dos actuaciones en la localidad de Atarfe en las que se intervinieron 925 plantas y fueron puestas a disposición judicial tres personas.

No obstante, la intervención más importante tuvo lugar en Alhendín. Allí la Guardia Civil desmanteló, en una vivienda situada junto a un colegio, un laboratorio para la obtención de hachís y una plantación de cannabis sativa. Este laboratorio y la plantación tenía los extractores orientados hacia los patios del colegio y los alumnos sufrían el olor de la marihuana.

En esta intervención ha sido puesto a disposición judicial una persona como investigado, y se han intervenido 110 plantas de cannabis, 29 kilos de marihuana y las maquinas utilizadas para la obtención del hachís.

La Guardia Civil ha contado en estas actuaciones con la colaboración de técnicos de Endesa para la detección y desmantelamiento de los enganches ilegales conectados a la red eléctrica.

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Por otra parte, además de las plantas y cogollos mencionados, también se han intervenido más de 23 kilos de dicha sustancia ya seca o en proceso de secado.

En una comparativa con el mismo mes del pasado año, se ha detectado un descenso importante en cuanto a las plantas intervenidas y personas investigadas, ya que en el mes de noviembre de 2017 se intervinieron 8.351 plantas y se investigaron a 42 personas.

Teniendo en cuenta que los medios utilizados en la investigación de plantaciones ilegales de cannabis este año son los mismos que el año pasado, se colige que, salvo alguna excepción, las plantaciones ahora son más pequeñas para evitar grandes pérdidas si son descubiertos; y que estas plantaciones están a cargo de una sola persona.

También se ha detectado un aumento en la comercialización de la marihuana procesada (seleccionada, empaquetada y envasada al vacío). Este mes se han intervenido 21 kilos más que el pasado año, lo que nos lleva a pensar que los responsables de las plantaciones ya no la venden en bruto a otra persona para que la procese, se han especializado con el fin de obtener mayores beneficios.

 

Fotos

Vídeos