Diputación y Caja Rural instalan cajeros en 9 municipios que no disponían de ningún servicio bancario

Diputación y Caja Rural instalan cajeros en 9 municipios que no disponían de ningún servicio bancario

Otros 5 se van a inaugurar en breve, gracias al acuerdo suscrito entre la institución provincial y la entidad financiera para dar cobertura a los municipios en exclusión financiera

R.I.Granada

Los vecinos y vecinas de nueve localidades de la provincia disponen ya de cajero automático gracias al acuerdo suscrito entre la Diputación de Granada y Caja Rural para dar cobertura a los municipios en exclusión financiera. En total son 36 las localidades de la provincia (incluidas las entidades locales autónomas) las que se encontraban en situación de exclusión, sin acceso a ningún tipo de servicios financieros.

Los nueve municipios que ya disponen de un cajero automático en funcionamiento son Bácor-Olivar, Alicún de Ortega, Gorafe, Soportújar, Calicasas, Juviles, Busquístar, Cáñar y Almegíjar. Además, están listos para entrar en servicio y a punto de inaugurarse los de Marchal, Moclín, Pórtugos, Dúdar y Gobernador. El resto irán entrando en funcionamiento en las próximas semanas.

Acuerdo contra la exclusión

El acuerdo firmado entre la Diputación y la Caja Rural establece que la entidad pondrá en funcionamiento un cajero automático en los municipios afectados que lo soliciten por un mínimo de cuatro años, en un emplazamiento cedido por el Ayuntamiento, que también pondrá a disposición de Caja Rural un espacio en el edificio principal del Ayuntamiento, o similar, para que se pueda prestar asistencia personal a los usuarios.

Este servicio se ofrecerá a los vecinos y vecinas por parte de empleados propios de la entidad financiera con la periodicidad que se estime conveniente en función de la demanda «aumentando o disminuyendo, según las necesidades», expone el convenio.

El Ayuntamiento se compromete a ceder ese espacio de forma gratuita, incluidos los gastos, se encargará del mantenimiento, la conexión y las telecomunicaciones, y «lo dotará de las mejores condiciones de habitabilidad posibles».

Los servicios que se prestarán serán los habituales en cualquier entidad financiera aunque «en ningún caso», y por motivos de seguridad, podrán estar vinculados a manejo de dinero en efectivo».

Igualmente, el acuerdo recoge el compromiso de impartir formación en banca electrónica en estos municipios para dotar de conocimientos a nivel de usuario a los vecinos y vecinas.