Chite celebra sus fiestas patronales en honor a San Segundo y la Virgen del Rosario

Chite celebra sus fiestas patronales en honor a San Segundo y la Virgen del Rosario
Rafael Vílchez

La banda de música 'San Juan Bautista' de Nigüelas-Lecrín se ha encargado de las dianas y los conciertos

Rafael Vílchez
RAFAEL VÍLCHEZChite

El pueblo de Chite, salpicado de olivos, naranjos y limoneros, ha celebrado sus fiestas patronales en honor a San Segundo y la Virgen del Rosario. Ha habido misas y procesiones, conciertos y dianas a cargo de la banda de música 'San Juan Bautista' de Nigüelas-Lecrín, fuegos artificiales, degustaciones de paella y chocolate, carreras de cintas, concurso de naipes, fiesta de la espuma, animación infantil, actuaciones de 'La Jaula', las orquestas 'Milenium' y 'Vintash', los grupos 'A partes iguales' y 'Nela', los D. J. 'Kokodrilo' y 'Buta', etcétera.

Chite pertenece al municipio de Lecrín junto a los pueblos de Talará, Murchas, Acequias, Mondújar, Béznar y la barriada de Los Peloteos. Lecrín pertenece a la comarca del Valle de Lecrín formada por Padul, Dúrcal, Albuñuelas, Conchar, Cozvíjar, Nigüelas, Saleres, Restábal, Melegís, Pinos del Valle, Izbor, Los Acebuches y Tablate. Chite fue un municipio independiente hasta 1967. Este pueblo posee también casas señoriales y un museo dedicado al famoso pintor José Guerrero (1914-1991). Este genio de la pintura fue criado en esta localidad que vio nacer y crecer a su madre.

Chite se encuentra situado en el centro geográfico del Valle de Lecrín, a 637 metros de altitud sobre el nivel del mar. El pintoresco y bello pueblo de Chite se encuentra dividido en dos barrios: Alto y Bajo. Dista 1 kilómetro de Talará. La confluencia del Barranco de Chite con el embalse de Béznar es una estampa maravillosa digna de conocer, pintar y retratar.

La iglesia parroquial fue construida en la segunda mitad del siglo XVI. Saqueada en la rebelión de los moriscos y quemada su armadura, fue reconstruida en los primeros años del siglo XVII. Posteriormente ha sido restaurada y reformada en varias ocasiones. Posee, entre otras interesantes cosas, una preciosa imagen de la Virgen y un Cristo que pudieran haber sido realizadas por Pablo de Rojas. En Chite es famoso el plato de migas con ajos, pimientos, torreznos, alcaparras, aceitunas y pescados. Los pestiños de este bendito pueblo son famosísimos desde tiempos inmemoriales. Chite es un pueblo con gente maravillosa, aire puro, impresionantes vistas, olivos centenarios y un campo que desprende muchísimas fragancias naturales.