Caja Rural de Granada instalará cajeros en 33 municipios sin servicios financieros

Antonio León y José Entrena, tras firmar el acuerdo/IDEAL
Antonio León y José Entrena, tras firmar el acuerdo / IDEAL

La entidad ha alcanzado un acuerdo con la Diputación de Granada y las localidades tendrán que poner una dependencia municipal para la colocación de los terminales

ANTONIO SÁNCHEZGRANADA

Caja Rural de Granada y Diputación de Granada han alcanzando un acuerdo del que se beneficiarán 33 municipios de la provincia y una entidad local autónoma para instalar un cajero en cada uno de los pueblos que permita terminar con la exclusión financiera de estas localidades. Ambas organizaciones han hecho público este martes el protocolo de colaboración, que tendrá un coste inicial de 2,05 millones de euros para la entidad financiera y un mantenimiento de 150.000 euros anuales.

Además de la instalación de los cajeros, que se colocarán en dependencias municipales que los ayuntamientos deberán ceder, el acuerdo incluye otras dos medidas. Por un lado, se ofrecerá en los municipios formación en banca electrónica, para que las personas de estos pueblos, que en su mayoría son de avanzada edad, se desenvuelvan mejor en el entorno digital. En paralelo, Caja Rural de Granada se compromete a prestar un servicio de asistencia personal a través de empleados propios desplazados a los municipios que cuenten con estos cajeros, aumentándose o disminuyéndose la frecuencia según las necesidades de la localidad.

Los municipios que se beneficiarán del acuerdo son aquellos que no cuentan en la actualidad con ningún servicio financiero -entidad o cajero- en su localidad. Así, podrán adherirse al convenio Agrón, Aldeire, Alicún de Ortega, Almegíjar, Beas de Guadix, Bubión, Busquístar, Calicasas, Cáñar, Carataunas, Cástaras, Cortes y Graena, Dúdar, Ferreira, Gobernador, Gorafe, Huélago, Játar, Juviles, Lentejí, Lobras, Lugros, Lújar, Marchal, Nívar, Polícar, Polopos, Pórtugos, Rubite, Soportújar, Sorvilán, Víznar, Villamena y la entidad local autónoma de Bácor-Olívar.

La instalación de los cajeros se iniciará en 2019, preferentemente en el primer cuatrimestre del año. La entrada en funcionamiento de los mismos dependerá de la conclusión de los diferentes procesos de puesta en funcionamiento. La cesión del espacio que proceda por parte de los ayuntamientos implicará también la asunción por parte de los consistorios de gastos de mantenimiento como luz o agua. En paralelo, los consistorios instalarán una banderola que identifique perfectamente en los municipios la existencia de dicho cajero.

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha celebrado este martes la firma de este protocolo, que también incluye mejores prestaciones para los funcionarios de la Diputación de Granada que contraten sus servicios financieros con Caja Rural de Granada. «Es un día importante porque hemos dado solución a uno de los problemas que mayor repelo nos ha ocasionado como institución, la exclusión financiera», ha destacado Entrena, que ha definido a Caja Rural de Granada como «la caja de los granadinos», a la que le ha agradecido el esfuerzo de poner en marcha este convenio «que no es rentable para la entidad».

Junto a él, el presidente de Caja Rural de Granada, Antonio León, ha explicado que desde el punto de vista económico «probablemente no tenga mucho sentido» el desarrollo de este convenio, «pero somos conscientes de que tenemos una responsabilidad social y por ello ponemos este protocolo en marcha y haremos todo lo que esté en nuestra mano para que no se quede en un papel firmado».