El caso de la bebé del vertedero será enjuiciado por un jurado popular

Un agente de la Guardia Civil accede a la casa del abuelo de la bebé en Talará para su registro hace un año./RAMÓN L. PÉREZ
Un agente de la Guardia Civil accede a la casa del abuelo de la bebé en Talará para su registro hace un año. / RAMÓN L. PÉREZ

Ayer se celebró la comparecencia prevista para imputar los cargos a los investigados, la madre y el abuelo de la recién nacida hallada muerta en Alhendín hace un año

Y. HUERTASGranada

Un tribunal popular será el encargado de enjuiciar el caso de la recién nacida hallada muerta en el interior de una bolsa de basura, en enero del año pasado, en la planta de residuos de Alhendín, según han informado a IDEAL fuentes del caso.

Las mismas fuentes precisaron que el Juzgado de Instrucción número 8 de la capital celebró ayer la comparecencia prevista en la Ley del Jurado para imputar los cargos a los investigados, que en esta causa son Miguel A. F. y Fátima A. O., abuelo y madre de la bebé.

Durante el acto, el fiscal mantuvo a imputación para ambos investigados por asesinato, mientras que la defensa del abuelo, que ejerce el letrado Solimán Ahmed, solicitó el sobreseimiento libre -archivo definitivo- de la causa para su cliente.

Este letrado, que ha solicitado la puesta en libertad del padre de Fátima, basó su petición en «la inexistencia de indicios directos o indirectos» de la participación del abuelo en el crimen, pues en la bolsa de basura donde estaba el cadáver fueron halladas huellas de la madre de la bebé y de un hombre no identificado, pero no de su cliente. Además, la geolocalización de su teléfono desvirtuaría el testimonio de la madre de la niña, que lo implicó en los hechos.

Las fuentes indicaron que durante el acto de ayer se pidieron algunas nuevas diligencias sobre cuya admisión o no tendrá que pronunciarse ahora el juzgado. Una de ellas persigue fijar con mayor exactitud «la data de la muerte» de la criatura, que nació viva, sana y a su tiempo y que recibió un golpe en la cabeza tras su nacimiento. La defensa de Fátima, por su parte, pidió diligencias sobre su estado psicológico y psiquiátrico.

El alumbramiento y muerte de la bebé tuvieron lugar en una vivienda que el padre de Fátima tiene en Talará (Valle de Lecrín) el 16 de enero del año pasado.