La Asociación del Voluntariado de Prisiones de Granada, segunda en el Premio nacional 'Miguel Hernandez'

La Asociación del Voluntariado de Prisiones de Granada, segunda en el Premio nacional 'Miguel Hernandez'
Ideal

El galardón, dotado con 25.000 euros y convocado por el Ministerio de Educación, reconoce las buenas prácticas y experiencias de aprendizaje a lo largo de la vida

R. I.Granada

La Asociación del Voluntariado de Prisiones (AVOPRI) ha recigido este miércoles de manos de la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, el segundo premio de los galardones nacionales 'Miguel Hernández', dotado con 25.000 euros. Estos premios reconocen el trabajo de aquellas instituciones públicas, entidades privadas sin ánimo de lucro y centros públicos de educación permanente de España por sus buenas prácticas y experiencias de aprendizaje a lo largo de la vida. El premio lo ha recogido en nombre de la asociación Víctor Márquez Sánchez, maestro y uno de sus miembros más activos, junto a otros miembros AVOPRI.

Al acto de entrega de galardones (3 premios y tres menciones) ha asistido el delegado territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Antonio Jesús Castillo García, que ha mostrado su satisfacción «por el premio, por el trabajo y por los buenos resultados que el trabajo de estos voluntarios ofrece». El delegado se ha comprometido, además, con AVOPRI a hacerlo visible en otras provincias de Andalucía de modo que su compromiso y su forma de trabajar se extienda a toda la comunidad.

AVOPRI está conformado, en gran parte, por docentes jubilados que aún quieren seguir enseñando a otros. La asociación trabaja con reclusos tanto en la prisión de Albolote como en el Centro de Inserción Social 'Concepción Arenal' pero, además, dedica parte de sus esfuerzo a explicar en los centros educativos cómo cambia la vida de una persona cuando comete algún delito. Hasta el momento, en los últimos años, voluntarios de la asociación han ofrecido más de 100 charlas en diversos centros educativos de la provincia en la que, acompañados de presos, han contado a estudiantes su experiencia en la cárcel y el giro que dio su vida cuando delinquieron.