Aluvión de peticiones de municipios del Cinturón para incluirlos en futuras ampliaciones del metro

El metro batió en mayo su récord de viajeros./Alfredo Aguilar
El metro batió en mayo su récord de viajeros. / Alfredo Aguilar

Declaraciones institucionales, mociones, reuniones... ante la expectativa de que el Pista contemple inversiones para el periodo 2020-2026

Jorge Pastor
JORGE PASTORGRANADA

Las estadísticas de demanda están ahí. Más 900.000 personas se montan mensualmente en el metro de Granada. Y las otras estadísticas también están ahí. Más de 160.000 ciudadanos del Cinturón, teniendo en cuenta tan sólo las localidades más próximas a la capital, están fuera de su cobertura. Por este motivo, por el éxito de un sistema de transporte rápido, cómodo y sobre todo efectivo, prácticamente todos los municipios de la primera corona metropolitana han aprobado mociones o declaraciones institucionales, con unanimidad de todos los grupos políticos, para que sean tenidos en cuenta para futuras ampliaciones. Es el momento. La Junta comenzará este mismo año con la elaboración del Pista, el plan de infraestructuras relacionadas con la movilidad que se ejecutarán en la comunidad autónoma de Andalucía entre 2020 y 2026, coincidiendo con el nuevo periodo financiero de la Unión Europea -estas grandes inversiones siempre se acometen cofinanciadas-.

Por ahora la Junta no se moja. «No se cierra ninguna puerta», como dice el delegado de Fomento en la información subordinada que usted puede consultar en la página de la derecha, pero lo cierto es que en documentos como la memoria de ordenación del Plan de Ordenación de la Aglomeración Urbana de Granada (Potaug) ya se recogían posibles extensiones hacia poblaciones como Santa Fe para desembocar, siguiendo el eje de la Carretera de Málaga, en el Aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén, que este año prevé superar la barrera del millón de viajeros. En el mapa de arriba se indican trazados que, bien por formar parte de planificaciones a medio y largo plazo, bien por planteamientos que muchas veces han partido de las propias administraciones, siempre han estado encima de la mesa cuando se habla de que la línea uno llegue a más pueblos o incluso se ponga en marcha la línea dos. Entre las propuestas, todas en superficie, que el tranvía llegue hasta el centro de Granada por la Gran Vía; que recorra toda la cornisa sur para cerrar el 'círculo' en Armilla; que también desde Armilla se prolongue hasta Las Gabias, Churriana de la Vega y Cúllar Vega; o desde el parque de bomberos hasta Pulianas y Peligros; o desde Albolote conecte con Atarfe y Santa Fe; o desde Armilla hasta Alhendín y Otura. Nada se descarta, aunque al final serán factores como la viabilidad económica (menor coste) o la rentabilidad social (que preste servicio a más gente) los que más pesarán a la hora de tomar decisiones en uno u otro sentido. Al menos éste es el discurso que ha mantenido siempre la propia Junta. Un dato importante: construir un kilómetro de metro vale cuarenta millones de euros.

MÁS INFORMACIÓN

Por lo pronto, la actual infraestructura, de dieciséis kilómetros y que discurre por Albolote, Maracena, Granada y Armilla -veintiséis paradas en total-, fue diseñada con la perspectiva de una mayor capacidad de servicio. Las cocheras admiten más unidades móviles y las subestaciones eléctricas también permiten un tráfico mayor. Más allá de la optimización de los recursos actuales, que en ello están, las cosas se plantearon en su momento mirando más allá.

Dicho esto, hay consistorios que están apostando muy fuerte para que, más pronto que tarde, los trenes verdes circulen por sus calles. Es el caso de Las Gabias. Varios aspectos juegan a su favor. La alcaldesa Vanessa Polo recuerda que ellos ya tomaron la iniciativa en 2007. Desde entonces se ha reclamado con más o menos intensidad. Lo tienen sencillo. Las vías que llegan hasta Armilla pueden llegar también en línea prácticamente recta, sin obstáculos de por medio, hasta Las Gabias, que además cumple otro de los requisitos importantes: su padrón no para de crecer año tras año y ya se sitúa por encima de los 20.000 residentes. Un porcentaje importante de ellos familias que, por circunstancias relacionadas con el trabajo o la formación, van y vienen de Granada a diario. «Existe una demanda ciudadana», asegura la regidora gabirra, quien el pasado 5 de febrero mantuvo contacto con el consejero de Fomento de la Junta, Felipe López, para reiterarle el interés de Las Gabias y alcanzar el compromiso de que este mismo año se redacte un estudio de viabilidad con la vista puesta en el Pista. El Ayuntamiento también está analizando cuánto dinero tendría que poner tanto en la ejecución de las obras como en soportar un porcentaje de las pérdidas que se generen por la explotación. La Junta asume el 83%, pero Las Gabias tendría que sufragar el 17% restante.

Cúllar Vega, al lado de Las Gabias, y Churriana de la Vega también han movido ficha. El Ayuntamiento ha pedido oficialmente a la Junta que redacte, «de forma ágil y rápida», el estudio básico y de ejecución del metro «debido al interés y las posibilidades de interconectar varias zonas». Y argumenta el «gran tráfico» que soporta la carretera provincial GR-3304, lo que se traduce, a su vez, en unos notables niveles de contaminación. El escrito contó con el apoyo de los concejales del Partido Socialista, Izquierda Unida, Partido Popular y Ciudadanos. El alcalde Jorge Sánchez subraya que Cúllar se localiza en una zona estratégica del Área Metropolitana.

A unos quince kilómetros de Cúllar Vega, en dirección hacia el Norte, se halla Peligros. Su regidor Roberto García aboga por un plan intermunicipal para la accesibilidad y autonomía que favorezca a los peligreños, y en este sentido destaca la reestructuración de las líneas de autobús para arribar hasta las urbanizaciones. Entre sus objetivos, explicitados en las alegaciones presentadas en su día al Plan de Movilidad del Área de Granada, favorecer el uso del metro mediante un intercambiador en el entorno de la parada de Albolote. También plantean lanzaderas de minibús hacia el metro.

«La Junta de Andalucía no cierra la puerta a ninguna opción»

El éxito del metro de Granada, que en mayo batió su récord mensual con 945.253, usuarios, es interpretado por la Junta como otro éxito, el de su política de movilidad. Al menos aquí, en el Cinturón de Granada. Por eso nunca ha ocultado su satisfacción por el presente, pero tampoco la responsabilidad de estudiar posibles ampliaciones del trazado ya existente e incluso plantear una segunda línea en el futuro. Básicamente porque antes de que se inaugurara esta infraestructura, en septiembre del año pasado, ya había alcaldes que habían levantado la mano. Ahora, con las estadísticas encima de la mesa, lo que existe es un auténtico clamor por parte de la casi totalidad de los ayuntamientos que conforman la primera corona metropolitana. Todos quieren que las 'balas verdes' lleguen hasta sus pueblos.

El delegado de Fomento, José Antonio Martín, ha señalado que el hecho de que los consistorios aprueben mociones o declaraciones institucionales para que el metropolitano llegue hasta sus términos evidencia el respaldo hacia esta «apuesta de la Junta» que ha permitido que el uso de transporte público suba en 11.600 personas diarias y baje un 8,1% el número de vehículos que circulan por la Circunvalación, cuando la utilización del coche está aumentando en el conjunto de España un dos por ciento. Y afirmó que es una «obligación» de la Junta llevar a cabo una planificación a medio y largo plazo respecto hasta donde llegarán los tranvías a la vuelta de unos cuantos años. Esto implica, por lo pronto, la realización de estudios que analicen cuestiones tan básicas como el trazado, las necesidades económicas o la demanda potencial «a fin de buscar la mayor rentabilidad social».

Martín asegura que «nunca hay que cerrar la puerta a ninguna opción», pero valorando a la par la eficacia de otras soluciones, que quedarán plasmadas en el futuro Plan de Movilidad Sostenible del ÁreaMetropolitana de Granada, como pueden ser las plataformas reservadas para los autobuses o las lanzaderas. El delegado también aboga por medidas que impliquen soluciones globales para toda la aglomeración urbana de Granada, con independencia de que unos proyectos se puedan acometer antes y otros después.

¿De cuánto tiempo estamos hablando? Pues al tratarse de obra pública, con todo lo que ello implica, cualquier expectativa debe ser tomada con cautela. El propio metro de Granada, cuya finalización se prolongó durante veinte años por infinidad de avatares, es el mejor ejemplo de que al hablar de estas cosas se impone la prudencia.En principio es prácticamente imposible que se inicie cualquier actuación antes de 2020. Estas inversiones se programan en el Plan Pista de la Junta, que a su vez depende del marco financiero de la Unión Europea, fijado para el periodo 2020-2026. Ahora bien, las necesidades que se contemplen en el Pista se comienzan a determinar prácticamente ya, antes de que finalice este 2018 y principios de 2019.

La Zubia aboga por la efectividad de la plataforma reservada

El alcalde de la Zubia, Antonio Molina, aboga por el realismo a la hora de plantear inversiones tan cuantiosas como una ampliación del metro que llegue hasta este municipio de la cornisa sur. El regidor zubiense considera que la prioridad es finalizar la plataforma reservada BRT, que permitiría a los vecinos ponerse en el Palacio de Deportes de Granada, y conectar con el metro, en tan sólo siete minutos. Los autobuses públicos tendrían siempre prioridad y no tendrían que pararse en semáforos. Esta infraestructura, que cuenta con un proyecto finalizado, requiere una inversión de once millones para finiquitarla -está a medio hacer-, una cantidad sensiblemente inferior a los cuarenta millones que cuesta un kilómetro de metropolitano .

Fotos

Vídeos