Alpujarra de la Sierra dedica una placa en reconocimiento al eminente neurocientífico Fernando Reinoso Suárez

Alpujarra de la Sierra dedica una placa en reconocimiento al eminente neurocientífico Fernando Reinoso Suárez

Estaba en posesión, entre otros galardones, del Premio Jaime I, otorgado por 18 premios Nobel y presidido por el prestigioso bioquímico español Santiago Grisolía García

RAFAEL VÍLCHEZMECINA BOMBARÓN

Coincidiendo con el día de la Virgen de Fátima (13 de mayo), el Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra, presidido por el alcalde en funciones, José Antonio Gómez Gómez, ha rendido un homenaje póstumo al neurocientífico e Hijo Predilecto de este municipio, Fernando Reinoso Suárez. La placa de mármol instalada en la fachada de la Casa Consistorial reza lo siguiente: «El Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra, en reconocimiento al eminente neurocientífico D. Fernando Reinoso Suárez (Mecina Bombarón 17 de marzo de 1927-Madrid, 5 de mayo de 2019), nombrado Hijo Predilecto de este municipio, el día 20 de septiembre de 1997. Mecina Bombarón 13 de mayo de 2019».

Al emotivo acto han asistido las autoridades locales y muchos vecinos del municipio. José Antonio Gómez dijo, entre otras cosas, que «don Fernando Reinoso siempre será recordado en la tierra que le vio nacer y crecer como una persona entrañable, generosa, admirable, un genio, un enamorado de Mecina Bombarón, que dedicó su larga y provechosa vida a la investigación neurocientífica y a su fabulosa familia, entre otras buenas cosas«.

Hace unos días el sacerdote de la iglesia de Mecina Bombarón, Moisés Mendoza Urrutia, ofició una misa, cantada por el coro de la iglesia, por el eterno descanso del célebre neurocientífico Fernando Reinoso Suárez, un ser extraordinario conocido y reconocido en todo el mundo. Muchos vecinos de Mecina Bombarón expresaron su apoyo y solidaridad a la familia del difunto. Reinoso estaba casado con la granadina María Luisa Barbero y fruto de esa unión cargada de amor, respeto y cariño, nacieron siete hijas y tres hijos que le dieron 42 nietos y dos biznietos.

Fernando Reinoso poseía muchísimos premios y galardones. Su curriculum precisa más de 150 folios para contar su historia profesional. A Reinoso le encantaba visitar su terruño y charlar con todos los vecinos del pueblo. Era un hombre sólidamente bueno. También le gustaba veranear en Almuñécar. Entre otros galardones estaba en posesión del premio Jaime I otorgado por 18 premios Nobel y presidido por el célebre bioquímico español Santiago Grisolía García. Fernando Reinoso dedicó toda su larga vida a la investigación de las conexiones neuronales influenciado por la obra del Premio Nobel de Medicina, Santiago Ramón y Cajal. El entrañable y admirable Fernando Reinoso será recordado como un ser fuera de serie, excepcional, bueno, generoso y muy católico. Por encima de su gran talento primó siempre su calidad humana. Alpujarra de la Sierra nunca lo olvidará.