El alcalde de Lecrín sobre el corte de luz: «El Ayuntamiento se ofrece a intermediar ante Endesa por posibles reclamaciones»

Intercambio de tuits. /IDEAL
Intercambio de tuits. / IDEAL

Una avería en una célula de media tensión de la subestación de Tablate, cuyas causas se desconocen, afecta a casi 10.000 personas

Jorge Pastor
JORGE PASTORGRANADA

La noche del sábado al domingo fue especialmente oscura en el Valle de Lecrín y parte de la Alpujarra. No es que la Luna quedara ocultada detrás de negros nubarrones. 'Sencillamente' hubo un apagón, aunque en esta ocasión no fue menor. Todo lo contrario. Tuvo una amplia incidencia en la población por el número de afectados y por la duración. Concretamente, según fuentes de Endesa, sufrieron la interrupción del suministro eléctrico un total de 2.300 abonados -en torno a diez mil personas- durante aproximadamente dos horas y media.

La avería, que se inició a las 23:10 horas, se produjo por un fallo en una célula de media de tensión de la subestación de Tablate, en la carretera que va hasta Lanjarón. ¿Las razones que provocaron el colapso? Endesa no proporciona más detalles, aunque en principio se descartaría la posibilidad de un sabotaje. Tampoco parece que el siniestro fuera provocado por algún rayo que tocara suelo o por un exceso de demanda -a esa hora estaban todos los comercios cerrados y la actividad en los bares empezaba a decaer-.

Entre los municipios afectados, Lecrín, Albuñuelas, Pinos del Valle, Nigüelas y el propio Lanjarón, donde el apagón dio mucho juego en redes sociales. Tanto que el propio consistorio tuvo que aclarar, desde su cuenta oficial de Twitter, que el corte no se debía a impago por parte del Ayuntamiento, como insistían algunos vecinos, sino que era por razones ajenas a su voluntad. Y adjuntaban un tuit de Endesa en el que ésta lamentaba lo ocurrido e instaba a ponerse en contacto con un teléfono gratuito de información.

El alcalde de Pinos del Valle, Carlos Delgado, comentó ayer que los apagones «no son frecuentes» en Pinos del Valle. «Se pararon los ventiladores dentro de las casas y la gente se salió a la calle a tomar el fresco», señaló el primer edil de Pinos del Valle, donde todos los barrios se quedaron en penumbra porque durante esas dos horas largas tampoco funcionó el alumbrado público.

Salvador Ramírez, regidor de Lecrín, dijo que, por ahora, no hay constancia de pérdidas en negocios porque los frigoríficos quedaran inutilizados, pero sí anticipó que hoy se reunirá con hosteleros y comerciantes para ofrecer la intermediación municipal ante posibles reclamaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos