Así quedó la casa rural de Granada destrozada por una fiesta de 23 adolescentes

Así quedó la casa rural de Granada destrozada por una fiesta de 23 adolescentes

Entre los arrestados hay tres menores de edad que participaron en la reunión realizada en estas tres viviendas, que acabó con un destrozo de 14.000 euros

JOSÉ RAMÓN VILLALBA

Puertas rotas, las campanas extractoras de humo de la cocina arrancadas del techo, las mosquiteras de las ventanas despedazadas, las puertas y los marcos destrozados, los váteres atrancados, los armarios sin cajones y con los frontales descolgados de sus bisagras, las paredes con manchas de bebidas alcohólicas y de vómitos, mesas, sillas y camas partidas por la mitad... Alquilaron tres casas rurales en el Valle de Lecrín por una sola noche y, al día siguiente, el dueño se encontró con desperfectos en las tres viviendas valorados en 14.000 euros.

«Nunca me había ocurrido nada igual. Les alquilé las tres casas para celebrar un cumpleaños y por la mañana, cuando fui a recoger las llaves, me encontré todo destrozado. Los jóvenes estaban durmiendo y los tuve que despertar. Además, me han desaparecido las herramientas que tenía y la puerta de la cochera me la han roto. Es un desastre». Las palabras son del dueño de las tres casas rurales, quien prefiere no identificarse y pide que no se revele la localización exacta de las viviendas.

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a 23 jóvenes entre los que hay tres menores, como supuestos autores de un delito de daños y otro de robo con fuerza en las cosas, causados en estas casas rurales.

Según manifestaron al propietario quienes alquilaron las viviendas, no habían sido ellos los autores de los daños, haciendo responsables de estos a otros jóvenes que les habían visitado durante la noche anterior y que ya se habían marchado.