Una joven granadina recién casada con un italiano, entre las posibles víctimas

Calle de Víznar en la que vive la familia de la desaparecida. /
Calle de Víznar en la que vive la familia de la desaparecida.

El marido, herido también, ha comunicado a la familia, que reside en Víznar, el fallecimiento, aunque Exteriores no lo ha confirmado, pero el consulado español en Italia ya está colaborando en los trámites de repatriación del cuerpo

JAVIER MORALES

Una granadina de 25 años, que se encontraba en el pueblo italiano de Illica durante el terremoto que sacudió el centro del país en la madrugada del miércoles, está entre las posibles víctimas del terremoto. Los allegados de Ana Huete, que residen en Alfacar, han tratado de contactar con ella, sin éxito, a lo largo de toda la jornada del miércoles. Sí han logrado hablar con su marido, con el que había contraído matrimonio recientemente. Y según fuentes cercanas a la familia, su pareja, nacida en el país transalpino, les ha anunciado el fallecimiento. Por la tarde, Cruz Roja confirmaría que entre los fallecidos hay una ciudadana española.

Ana Huete y su pareja, un joven originario de Roma, regentan una pizzería ubicada en el centro de Granada, por lo que habían fijado su residencia habitual en la capital, tal y como aseguraron fuentes cercanas a la familia. En la puerta del local, un cartel advierte a los clientes de que el establecimiento está cerrado por vacaciones.

El joven matrimonio pasaba las vacaciones de verano en la pequeña aldea de Illica, situada en la provincia de Rieti, región del Lazio. Es un núcleo de población perteneciente a Accumoli, epicentro del seísmo de 6 grados, cuyo hipocentro se situó a 4 kilómetros de profundidad, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia. Una de las zonas más castigadas por el temblor de tierra y sus sucesivas réplicas en el país transalpino .

Tras conocer el seísmo, la familia ha intentado contactar con la granadina. Pero en vano. En las primeras horas de la mañana, la periodista italiana Sabrina Fantauzzi, prima del marido, aseguró en un medio local que una chica española recién casada con su familiar había muerto en Illica a consecuencia del terremoto. El marido y su madre también habrían resultado heridos. Los parientes más cercanos de Ana Huete se desplazaron entonces al aeropuerto de Málaga ante la opción de volar hasta Italia lo más rápidamente posible con el objetivo de aclarar su estado.

La confirmación del testimonio de Fantauzzi llegó por la tarde, cuando Cruz Roja de Italia y los vecinos del pueblo en el que residía el matrimonio señalaron que se habían recuperado cinco cadáveres en la zona, entre ellos el de una joven española. Sin embargo, fuentes diplomáticas todavía no dan por oficial el fallecimiento y se han limitado a señalar que se encontraban a la espera de la comunicación por parte de las autoridades italianas.

Junto a la vivienda habitual de los padres de Ana Huete se han congregado amigos y familiares a la espera de respuestas por parte de las autoridades. La familia de la granadina es natural de la localidad vecina de Alfacar. Los padres se trasladaron hasta Viznar, donde residen desde hace meses. Tal y como han explicado los vecinos a IDEAL, se trata de «una familia muy grande y conocida» en toda la zona apenas cuatro kilómetros separan ambas localidades.

El Ayuntamiento de Alfacar baraja la opción de suspender las fiestas de verano que se celebran durante esta semana en el municipio metropolitano.

Una vez que las autoridades italianas confirmen la noticia deberán comunicarlo al Ministerio de Exteriores Español, que se espera hagan oficial el fallecimiento de la joven granadina en el terremoto a lo largo de esta mañana de jueves. Será en ese momento cuando el Gobierno se pondrá en contacto con la familia e iniciaría los trámites para el traslado del cuerpo, si bien según fuentes italianas desde el consulado español en Italia ya están colaborando en los trámites correspondientes para la repatriación del cuerpo.