Un verano de fiestas congeladas

Almuñécar. Momento en que la Virgen es trasladada al barco para su recorrido marítimo./
Almuñécar. Momento en que la Virgen es trasladada al barco para su recorrido marítimo.

Las penurias financieras fuerzan a los ayuntamientos a ingeniárselas para ajustar sus presupuestos sin que mengüe la diversión

R.I.

La provincia se zambulle desde ahora en su periodo festivo más intenso pues un porcentaje muy elevado de municipios celebran sus fiestas entre los meses de agosto y septiembre. Los Ayuntamientos afrontan la organización de los festejos como un verdadero desafío. No pueden gastar sin ton ni son entretener a vecinos y visitantes pero tampoco pueden excederse en los recortes ya que las fiestas son esperadas con deseo durante todo un año. Además, en este 2014, las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina y al final los conciertos y los cohetes también pesan en el ánimo de los votantes. Ingenio, cabeza y trabajo. No hay otra receta.

Costa Tropical

Una inversión que genera retornos turísticos

Agosto es sinónimo de fiesta a lo grande en la Costa Tropical. De espectáculos pirotécnicos, conciertos, mucha feria y también cierta austeridad en el gasto dedicado a la semana grande de sus principales enclaves urbanos y turísticos. De hecho, en los mismos días coinciden los grandes festejos de Motril y Almuñécar

El presupuesto de la semana grande motrileña asciende este año a 126.749, 28; así, con sus céntimos y todo. Esto de manera general, porque el coste real para las arcas municipales rondará los 77.996,10 y el resto son ingresos por adjudicaciones, casetas, feria de día, caseta municipal, etc. o sea, 48.753,18; una cantidad que es la que redondea el presupuesto 2014 y que según el gobierno local viene a ser una cifra muy similar a la de las fiestas del año 2012.

El grueso de la inversión anual se la lleva la propia adecuación y ornato del recinto ferial del Cortijo del Conde. Otra de las partidas que destaca es el espectáculo piro-musical de la Playa de Poniente y que este año vuelve a exhibir Pirotecnia Martín de Motril. La partida destinada a tal fin se acerca a los 17.000 euros, prácticamente la misma que en las últimas ediciones.

Para la alcaldesa de Almuñécar, Trinidad Herrera, en un municipio turístico como la antigua Sexi las fiestas forman parte de la cultura y hay que dedicarles una partida digna. «Para nosotros las fiestas no son solo un gasto sino un ingreso, pues en esos días se mueve mucho dinero en la ciudad». Incluso dentro de la costumbre de no explicitar las partidas económicas ni el presupuesto de los festejos, no es difícil intuir que el día 15 de agosto «se tira la casa por la ventana» para que el espectáculo piro-musical sea seguido por más de 200.000 personas. Sea cual sea el presupuesto, la repercusión económica en la ciudad es de dimensiones prácticamente colosales en tan solo 24 horas... «lo consideramos una inversión con retorno a la ciudadanía y como administración pública tenemos ese cometido», asegura la alcaldesa.

La vecina Salobreña ha reducido en más de 250.000 euros su presupuesto de fiestas en los últimos 7 años. Y eso que la Villa celebra cuatro grandes festejos a lo largo del año: la Virgen del Rosario en octubre, San Juan en junio así como la Virgen del Carmen en el añejo de La Caleta y San Antonio en la pedanía de Lobres. Según los datos ofrecidos por la Intervención del Ayuntamiento salobreñero, en 2006, el gobierno local invirtió 260.000 euros en la organización de todos estos eventos, 30.000 euros menos que al año siguiente. Fue en 2008 cuando la partida para fiestas alcanzó la cima de la última década con un gasto de 300.000 euros: 230.000 euros para las celebraciones del pueblo y 35.000 euros para cada anejo.

Guadix

El presupuesto festivo crece dos mil euros

La comarca de Guadix media su calendario festivo y las primeras citas veraniegas de los feriantes se han saldado con un notable éxito de participación. Es el caso de las fiestas de Benalúa y de Alcudia de Guadix (Valle del Zalabí). Un año más, el Ayuntamiento accitano ha optado por la fórmula de licitación pública de las fiestas de verano que se celebrarán entre el 1 y el 6 de septiembre. El plazo de presentación de licitaciones se cerró el pasado sábado 26 de julio, estando aún pendiente su adjudicación.

Este año el presupuesto para las fiestas es de unos 119.000 euros, lo que sólo supone un incremento de 2.000 euros respecto a las del año anterior. La filosofía de la feria accitana, es la de «aportar por gente y grupos de Guadix para que repercuta económicamente en la ciudad», asegura la concejala de Festejos.

Comarcas de Baza y Huéscar

El ingenio y la solidaridad se imponen a los recortes

El ingenio y la colaboración de asociaciones culturales locales e incluso de los propios vecinos mantienen a buen nivel las fiestas de cada una de las localidades de las comarcas de Baza y Huéscar, pese a que continúan los recortes presupuestarios en todos los aspectos incluido el capítulo que cada ayuntamiento destina a fiestas.

En Baza, con fiestas entre el 6 y el 15 de septiembre, el Ayuntamiento mantiene congelado el presupuesto, que será muy similar al del año pasado que rondó los 150.000 euros, para diez días de fiesta. El Ayuntamiento de Baza encadena ya cinco años de reducción de un presupuesto que antes de la crisis y los ajustes y el plan de ahorro municipal alcanzo e incluso llego a superar los 500.000 euros.

En Huéscar, el presupuesto para fiestas es un 50% menor que en años anteriores años 2009 y 2010 y asciendo a 82.000 euros para afrontar la Romería de las Santas Patronas Alodía y Nunilón, las fiestas octubre que incluye un novillada, la cabalgata de Reyes, los carnavales y las colaboraciones con las fiestas de los barrios.

En Cúllar , el presupuesto para las fiestas patronales de San Agustín es de 30.000 euros, el mismo que en 2013. En 2011 y 2012 el anterior gobierno llegó a gastar 72.000 euros.

En Orce el recorte efectuado en los últimos años afecto a las orquestas, ahora solo son una por noche y se contratan a las locales. También suprimieron los fuegos artificiales y las actuaciones más caras. Este año han introducido una novedad van a organizar también la feria de día.

Comarca de Loja

Las ventajas de eliminar a los intermediarios

Loja afronta su feria grande con un presupuesto estimado de unos 70.000 euros y unos ingresos previstos para el Ayuntamiento de unos 40.000 euros, según informa el concejal de Fiestas, Joaquín Ordóñez. «Este año habrá toros y cohetes, actividades muy demandadas por los vecinos pero más costosas y que esta vez se podrán volver a contratar gracias a reducir el coste de orquestas y alumbrado», explica el edil, que ha reducido el número de intermediarios que contratan a terceros, con el ahorro en comisiones que esto conlleva.

Las fiestas en Huétor Tájar, del 10 al 14 de septiembre en honor al patrón Jesús Nazareno, son las últimas de la comarca. Según explica el concejal de Cultura y Fiestas, Miguel Ángel Sanjuán, «el Ayuntamiento ha sido comedido con los presupuestos de la feria desde antes de la crisis, por lo que no se ha visto obligado a hacer grandes recortes.

En otras localidades del Poniente como Algarinejo, Salar, Zagra, Villanueva Mesía o Moraleda, las fiestas también son un momento importante. Pero, como en casi todos los pueblos de la comarca, se hace un esfuerzo por abaratar todo lo posible los costes para organizarlas. El alcalde de Algarinejo, Jorge Sánchez, asegura que «para reducir gastos la clave está en contratar grupos musicales más económicos, realizar actividades lúdicas más baratas que antes y recurrir a propuestas subvencionadas por la Diputación».

En Salar, las tradicionales verbenas de la noche y, durante el día, actividades deportivas y propuestas en la piscina son lo que hacen de las suyas unas fiestas a la vieja usanza.

En Zagra, las fiestas han vivido cambios en los últimos años. Como cuenta su alcalde, Amancio Pérez, «antes teníamos un presupuesto de unos 34.000 euros y ahora estamos en torno a los 26.000 euros».

Área Metropolitana

Llega el tiempo de mirar hasta el último euro

Albolote se encuentra el pleno fragor de unas fiestas que ya terminaron. Según la concejala del ramo, Marta Nievas, desde el Ayuntamiento se ha hecho este año un gran esfuerzo para mantener un programa de actividades completo y sin perder calidad, y ha sido posible con una adaptación de las fiestas a las circunstancias actuales teniendo presente que las prioridades de estos tiempos son otros.

Maracena se prepara para vivir intensamente sus fiestas patronales en honor a San Joaquín, que se celebrarán a mediados de agosto. Unas fiestas que este año seguirán la línea de austeridad que vienen marcando las últimas ediciones. El concejal de Deportes y Eventos, Marcelo Montoya, recuerda que en 2013 se redujo el presupuesto para la partida de fiestas en un 60%. A falta de que se presente oficialmente el programa de actos, Montoya ha confirmado que los maraceneros podrán disfrutar, entre otras actividades, de conciertos gratuitos. Medina Azahara, India Martínez y Manuel Orta son algunos de los platos fuertes.

En Churriana, que celebra el 15 y el 16 de agosto las fiestas en honor a San Roque, su copatrón, también miran hasta el último euro. La comida de los mayores la sirven los concejales de la localidad, un honor y una deferencia para los veteranos churrianeros, tan deseosos como los jóvenes de disfrutar de festejos.

En Gójar, que celebra del 28 al 31 de agosto las fiestas en honor a la Divina Pastora, no es diferente. Prueba de ello es que el propio equipo de gobierno el que se encarga de elaborar y servir la cena homenaje a los mayores, que será el 28 de agosto. El objetivo con esta medida es el ahorro de «miles de euros en contratar a una empresa de catering», Los concejales así como un importante grupo de voluntarios se encargan también de hacer los bocadillos que se reparte el sábado 30 en la fiesta de la espuma.

Vegas del Genil celebra sus próximas fiestas populares a principios de octubre en la barriada de Ambroz. Recientemente han celebrado las de Belicena y Purchil. Este año, según cuenta la edil de Fiestas, Noelia Martín, se mantiene igual el presupuesto, sin variar ni la cantidad ni la calidad. Ofrecen actividades centradas en los más jóvenes: juegos tradicionales y populares, hinchables, espectáculos infantiles. Incluyendo una novedad que pedían los vecinos desde hace tiempo: un certamen de miss, juvenil e infantil. La propia edil y su compañera de Economía, María del Carmen Ros, preparan los ramos, compran regalos, los envuelven y preparan, además de hacer y repartir los bocadillos en las meriendas infantiles.

El Ayuntamiento de Ogíjares mantiene este año el mismo presupuesto que el año anterior, 60.000 euros, para las fiestas populares de Ogíjares, que tendrán lugar del 12 a 15 de septiembre en honor al Cristo de la Expiración, después de que redujera el gasto en festejos un 33% desde 2011.

La Zubia, que ha disfrutado en junio de las fiestas en honor a San Juan Nepomuceno y celebra en septiembre las fiestas de Gracia de la barriada de la Cañada de la Perdiz, ha reducido en todas las partidas, sobre todo en espectáculos. Según cuenta el edil de Fiestas y Juventud, Jairo Molina, negociar y eliminar intermediarios ha sido la clave, aunque ello suponga mucho más trabajo.

Las fiestas patronales de Armilla se celebran en torno al 29 de septiembre en honor a San Miguel Arcángel. Según el responsable de Participación, David Arenas Galindo, en el municipio siguen en la línea de ahorrar a fuerza de apostar por la ciudadanía y dar cobertura a las asociaciones, a las que se permite instalar barras.