Plan alternativo de Renfe para las conexiones por tren de Granada con Sevilla y Algeciras tras las fuertes lluvias

Inundación en Campillos./AFP
Inundación en Campillos. / AFP

Los viajes Madrid-Granada se llevarán a cabo con normalidad

EUROPA PRESSSEVILLA

Renfe ha establecido un plan alternativo de transporte, con transbordos por carretera en parte del recorrido, para el servicio de tres líneas de Media Distancia en Andalucía, así como para las conexiones de Larga Distancia Madrid-Algeciras, como consecuencia de los daños registrados por las fuertes lluvias del fin de semana.

Según informa Renfe en un comunicado, desde primera hora del domingo la circulación ferroviaria se encuentra interrumpida en distintos puntos del recorrido de estas relaciones por los daños ocasionados por las fuertes lluvias, que persisten a las 07.30 horas de este lunes.

Sobre las líneas de Media Distancia Convencional, Renfe detalla que la conexión Sevilla-Málaga se realizará en tren entre Sevilla y Utrera y desde allí en transbordo por carretera hasta Málaga. En sentido inverso, el trayecto Málaga- Sevilla se realizará por carretera. La intención de Renfe es encaminar a los viajeros a trenes Avant «en la medida de lo posible».

La conexión Sevilla-Granada se realizará en tren entre Sevilla y Utrera y desde allí por carretera hasta Antequera, mientras que el trayecto Granada-Sevilla se hará por carretera entre Antequera y Sevilla. La conexión Algeciras-Granada se realizará por tren en el tramo Algeciras-Ronda y por carretera hasta Antequera, mientras que los dos servicios previstos este lunes para el trayecto Málaga-Ronda han sido suprimidos.

Por su parte, los viajeros de la conexión de Larga Distancia Altaria Madrid-Algeciras realizarán el trayecto en AVE hasta Málaga y de allí a destino por carretera, mientras que las conexiones Madrid-Granada se llevarán a cabo con normalidad.

Renfe asegura que mantendrá activo este plan alternativo de transporte en tanto permanezca interrumpida la circulación ferroviaria a causa del mal estado de la infraestructura. Tanto Renfe como Adif lamentan las «molestias ocasionadas», a la vez que «se trabaja para solucionar lo antes posible» los daños ocasionados por las fuertes lluvias.