La pilona de calle Elvira vuelve a teñir de rojo el asfalto

Serrín que cubre el aceite de motor que ha soltado un coche al chocarse con la pilona/IDEAL
Serrín que cubre el aceite de motor que ha soltado un coche al chocarse con la pilona / IDEAL

Los pivotes que prohíben el paso a Plaza Nueva son una trampa para los coches de los turistas

ÁNGELA MORÁNGranada

Las diez de la mañana y el cruce entre calle Elvira y Cárcel Baja está lleno de coches. La causa, otro coche que ha chocado con la pilona que regula el tráfico. La imagen es de lo más habitual, ya sea en Elvira o en Reyes Católicos -los dos accesos a Plaza Nueva-, siempre hay problemas con los sistemas que prohíben la circulación de vehículos no autorizados. De hecho, en la última semana prácticamente todas las mañanas los operarios de limpieza y de mantenimiento del Ayuntamiento han tenido que acudir al rescate de algún coche que, por despiste, ha pasado por encima de la pilona al mismo tiempo que esta se eleva. La razón más habitual es la inercia. Los turistas ven pasar a un primer coche -un autorizado, taxi o bus-, y al ver que se baja el soporte ellos van detrás. Error. Cuando el pivote vuelve a subir se lleva por delante los bajos de los coches creando verdaderos regatos de aceite de motor. Los operarios municipales cubren el aceite con serrín rosa a modo de apaño temporal hasta que, posteriormente, proceden a la limpieza total de la calle. Esta situación ya no sorprende ni a vecinos ni a comerciantes de la zona.

Esta misma mañana, mientras un turista chino se chocaba con la pilona de calle Elvira e intentaba comunicarse con los agentes de policía, en Reyes Católicos operarios de mantenimiento reparaban la pilona por otro choque.