«Es una negligencia grande que tuviera licencia de armas con su enfermedad»

La madre y el padre de la víctima, durante la concentración del miércoles./ALFREDO AGUILAR
La madre y el padre de la víctima, durante la concentración del miércoles. / ALFREDO AGUILAR

El Gobierno central ha calificado de violencia de género el homicidio de la joven Mar y su madre ha declarado a IDEAL que nunca creyó la hipótesis de que fuera accidental

JOSÉ R. VILLALBA GRANADA.

La delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha calificado el homicidio de la joven Mar, ocurrido en el campo de tiro de Las Gabias el jueves 10 de mayo por la tarde noche, como un nuevo crimen por «violencia de género». En este caso, es el segundo registrado en la provincia de Granada durante este año después del ocurrido en Guadix el pasado 4 de febrero, cuando murió asesinada una mujer de 57 años a manos de su marido. La madre de la joven habló ayer con IDEAL y calificó de gran negligencia que el autor del crimen pudiera estar en posesión de una licencia de armas. «Es una negligencia grande que tuviera licencia de armas con una enfermedad mental grave como la que tenía. No sé si es culpa de quien le firmó el certificado médico o de sus padres, que no informaron de la enfermedad de su hijo para que le quitaran las armas. A mí este monstruo me ha quitado a mi hija y nadie me la puede devolver ya», comentó ayer.

La madre de la joven Mar ha anunciado que hoy estará presente en el minuto de silencio convocado por el Ayuntamiento de Granada a las doce del mediodía. «Desde un primer momento supe que la había asesinado de forma premeditada, nunca me creí la teoría de un posible accidente porque me llegaba mucha información de con qué tipo de persona estaba mi hija. Ella ha demostrado que era muy guapa por fuera, pero más aún por dentro porque pese a saber que tenía una enfermedad mental grave seguía con él para ayudarlo». La madre, destrozada por la pérdida de su hija, ha confesado que ella «desconocía» la enfermedad mental del homicida.

El Gobierno central ha tenido en cuenta la intencionalidad del homicidio, al descartarse la posibilidad barajada en un principio de un accidente, y la relación sentimental entre el autor -que también se suicidó aquel día- y la joven para calificar de violencia de género este homicidio.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Santa Fe recibió ayer las diligencias de la Guardia Civil sobre este crimen en las que los investigadores hacen referencia a un homicidio, descartando la posibilidad barajada en un principio de accidente, e informan de la patología mental severa que sufría el autor de los hechos, así como de las manifestaciones efectuadas por todas las personas del entorno de amistades y familia de la joven Mar denunciando que estaba sometida a maltrato. Tras recibir todo ello, la juez ha decidido no pronunciarse aún hasta que pueda disponer de un informe sobre los audios del teléfono móvil de la joven fallecida y de otro de criminalística, que reproducirá la trayectoria del cartucho que mató a la joven, así como la posición de disparo mantenida por el autor de los hechos. La juez también dispone desde el pasado lunes del informe preliminar de la autopsia donde se apuntaba que el disparo se había registrado a una distancia muy corta y por detrás, lo cual comenzaba a inclinar la balanza sobre la intencionalidad del disparo.

Muestras de solidaridad

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, se mostró ayer «consternada» por la confirmación del crimen machista en su cuenta de Twitter. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, expresó también su «apoyo a la familia» de la joven. «Me niego a aceptar que esta lacra convierta a las víctimas en cifras. Se llamaba María del Mar y tenía 21 años. Todo mi apoyo a su familia y sus allegados», subrayó Susana Díaz en Twitter.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, mostró su «repulsa absoluta» tras confirmarse que la chica fue asesinada presuntamente por su pareja y especificó que se trata de quinta víctima de violencia de género en Andalucía.

La delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, informó de que la administración autonómica se personará en la causa como acusación. «Queremos trasladar todo nuestro apoyo a su familia, con la que estos tristísimos días hemos estado en contacto, y todo el respaldo del Gobierno andaluz que se personará en la causa», subrayó la delegada, quien consideró que este crimen machista representa «un nuevo golpe» para sus seres queridos y para toda la sociedad. La directora provincial del Instituto andaluz de la Mujer se manifestó en los mismos términos. El Ayuntamiento de Granada también mostró su repulsa por estos hechos y ha convocado para hoy un minuto de silencio en la Plaza del Carmen a las doce del mediodía.

 

Fotos

Vídeos