Las mujeres fallecidas en el accidente de autobús venían de visitar a sus hijos

La grúa se dispone a la retirada del autobús siniestrado en la salida de Bailén. /
La grúa se dispone a la retirada del autobús siniestrado en la salida de Bailén.

La Guardia Civil sigue investigando las causas del choque contra el camión, que estaba parado por una avería en el arcén de la autovía

JORGE PASTORGRANADA

El terrible accidente ocurrido el lunes en la línea Madrid-Granada, cuando el autobús impactó contra un camión a las 18:30 horas a la salida de Bailén, ha dejado abatimiento y dolor en la capital granadina, donde viven buena parte de los pasajeros, y también en pueblos como Gójar. Y es que de ahí, de Granada y de Gójar, son las dos víctimas mortales de un siniestro cuyas impactantes imágenes evidencian su gravedad. Poco a poco transcienden historias, vivencias y biografías truncadas por la fatalidad en unos pocos segundos.

Una de las fallecidas es Carmen, una mujer muy conocida en Granada porque durante muchos años regentó la Ortopedia Duquesa, un establecimiento ubicado en el mismo centro de la ciudad granadina que este martes permaneció con las puertas cerradas. Carmen, de 67 años, viajaba de vuelta a Granada junto a su marido tras visitar a su hijo en Madrid. Ella pereció en el momento; él sufre fractura en una muñeca.

El infortunio también segó la vida de una vecina de Gójar de setenta años que, según fuentes del Ayuntamiento, residía sola en la localidad, una circunstancia que complicó bastante el proceso de localización de los familiares. Finalmente se contactó con una persona que tenía una llave de la casa y se pudo encontrar documentación que sirvió para tirar del hilo. Fue la Guardia Civil quien se puso en contacto con su hija, con la que la malograda acababa de estar en Madrid, para darle la triste noticia. «Están abatidos», señaló el alcalde de Gójar, Joaquín Prieto, en referencia a los allegados con los que había tenido la oportunidad de hablar. El primer edil les trasladó las condolencias del Ayuntamiento y se puso a su disposición los medios municipales para lo que precisaran.

De los siete ingresados en Linares, tan solo dos continúan hospitalizados

Mientras tanto, los heridos siguen evolucionando de forma favorable de sus lesiones. De los siete que inicialmente quedaron ingresados en el Hospital San Agustín, de Linares, cinco ya han sido dados de alta. Dos de ellos siguen hospitalizados, un varón con politraumatismos que fue intervenido quirúrgicamente y que posiblemente tendrá que pasar por el quirófano alguna vez más, y una chica que fue operada de un oído y que posteriormente fue encamada en planta. Hasta el San Agustín fueron llevadas también otras ocho personas que, al igual que las diecinueve que fueron trasladadas hasta el Hospital Neuro Traumatológico de Jaén, fueron regresando a casa la misma noche del percance conforme se iban sometiendo a las revisiones médicas.

Retorno a casa

La compañía Alsa facilitó los medios de transporte que se iban precisando. Muchos retornaron en vehículos particulares, junto a familiares que fueron a Jaén tras recibir el aviso de lo que había ocurrido -el autocar tendría que haber llegado a las 19:30 horas a la dársena número once de la Estación de Autobuses de Granada y el incidente se produjo una hora antes-. Otros arribaron en taxi. Directamente a sus domicilios. También hay quienes decidieron pernoctar en un hotel de Jaén, según señalaron fuentes de Alsa.

Mientras tanto, continúa la investigación. Una avería del camión es la principal causa que se baraja para explicar el choque entre ambos vehículos en el punto kilométrico 0,2 de la Autovía A-44 (Bailén-Motril). Al parecer el camión, de matrícula francesa, estaba parado en el arcén y la Guardia Civil está esclareciendo las razones por las que el autobús no pudo esquivarlo. Ya se ha comenzado a tomar declaración tanto a los conductores como a los viajeros. Además, se están revisando las cámaras de la A-44 para determinar la cronología exacta, mientras que desde el subsector de tráfico se trabaja en las causas.