Medio millón de personas cogieron en 2017 el bus a Antequera para llegar al tren

Autobuses esperando en la estación de Andaluces./Alfredo Aguilar
Autobuses esperando en la estación de Andaluces. / Alfredo Aguilar

Con la excepción de las conexiones con Almería, todos los usuarios del transporte ferroviario se ven obligados a hacer transbordo; una media de 1.324 personas al día

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

Para quienes tienen que tomar un tren que parta desde o llegue hasta la capital granadina, esperar en la puerta de la estación de Andaluces para subirse a un autobús se ha convertido en una rutina. Tras más de tres años de aislamiento ferroviario, y a la espera de la prometida reconexión por la vía de Moreda, para la que habrá que esperar al menos hasta octubre, casi medio millón de usuarios se ve cada año obligado a usar este método alternativo de transporte para llegar a la estación de Antequera, donde por fin el billete de tren sirve para subirse a un vagón.

En concreto, el año pasado fueron 483.209 personas las que usaron este «transporte alternativo». El dato proviene de la respuesta oficial que dio el Gobierno a una pregunta planteada en el Congreso de los Diputados por el diputado del Partido Popular Santiago Pérez López. En términos promedio, 1.324 viajeros cada día hicieron cola en la estación granadina para transbordar hasta la localidad malagueña en uno de estos autobuses.

Casi la mitad que en avión

La cifra permite, además, hacerse una idea de cuántas personas escogieron viajar en tren desde o hasta la ciudad de Granada en los últimos doce meses. Según fuentes de Renfe, y a falta de cifras concretas, los 483.209 viajeros suponen la práctica totalidad porque, explican, sólo hay una ruta, la que enlaza con la provincia de Almería, que se libra de tener que pasar por un autobús para alcanzar un ferrocarril. Estas fuentes aseguran que el total de usuarios del transporte por vías superó en 2017 el medio millón, aunque no por mucho.

La cifra contrasta, por ejemplo, con la de personas escogieron viajar en avión en el mismo período de tiempo. De acuerdo con los datos estadísticos de tráfico aéreo que proporciona Aena, en 2017 despegaron del Federico García Lorca un total de 901.436 personas, un 86,5% más que quienes escogieron el tren, casi el doble; cerca de nueve de cada diez de ellos enlazaban además con un destino en territorio nacional.

Otra de las consecuencias del aislamiento ferroviario es que desde que comenzó han tomado fuerza opciones de transporte alternativas, como las basadas en compartir coche, cuyas marcas más conocidas son Blablacar y Amovens. La primera de ellas realizó este año un estudio en el que destacaba que la capital granadina es una de las cinco ciudades españolas que más uso hace de esta plataforma, muy por encima de lo que le correspondería si hubiera una correlación normal con su nivel de población. En estos más de tres años sin enlaces por tren, el número de personas que escogieron esta opción aumentó un 43%.

Cinco euros por persona

La cifra proporcionada por el Gobierno a la pregunta del diputado Pérez López permite hacerse también una idea de cuál es el coste real por pasajero de este «plan alternativo de transporte». De acuerdo con el portal en Internet de licitaciones públicas de Renfe-Operadora y el Boletín Oficial del Estado (BOE), el 'Servicio de desplazamiento de viajeros entre Granada y Antequera por corte de vía programado' costó en 2017 un total de 2,4 millones de euros, divididos en dos bloques distintos de 1,2 millones. Así, esta inversión de 2,4 millones supone que, por cada una de las 483.209 personas que hicieron uso del autobús, el coste ha sido de alrededor de cinco euros.

Hasta abril de este mismo año, el Gobierno ha gastado unos 7,3 millones de euros en autobuses. Como publicó IDEAL, hasta ese momento el aislamiento ferroviario también había provocado una caída hasta la mitad -concretamente, del 51%- del número de pasajeros que toman el transporte ferroviario. En tres años de desconexión, unos 850.000 pasajeros menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos