Luis Salvador, nuevo vocal de la Federación Española de Municipios y Provincias

Luis Salvador, nuevo vocal de la Federación Española de Municipios y Provincias

El alcalde de Vigo, Abel Caballero (PSOE), ha revalidado su posición como máximo responsable del organismo que integra a más de 7.000 entidades locales de toda España

Pablo Rodríguez / AGENCIAS
PABLO RODRÍGUEZ / AGENCIASGranada

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha sido designado como vocal de la nueva junta de gobierno local de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). El dirigente ha calificado de «honor» el formar parte de la ejecutiva del máximo órgano del municipalismo en este país, «reflejo de los valores de democracia y pluralidad en las instituciones».

El nombramiento del regidor granadino se ha producido en el transcurso de un pleno celebrado este sábado en el que la asociación, que engloba a los representantes de más de 7.000 entidades locales de toda España, ha elegido a sus cargos principales. Durante el mismo, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha resultado reelegido como máximo responsable de la asociación.

El socialista encabezaba una candidatura de consenso que había anunciado su voluntad de exigir la reforma de la financiación local al mismo tiempo que la autonómica, poder invertir los superávit y definir nuevas competencias en la Constitución.

Junto a él, otros miembros de la candidatura como el alcalde de Estepona, el popular José María García Urbano, y la primera edil de Toledo, la socialista Milagros Tolón, han sido designados como vicepresidentes primero y segundo respectivamente.

Reclamaciones

En un discurso en el que ha vuelto a citar, como hace cuatro años, al histórico regidor de Madrid Enrique Tierno Galván, el primer edil de Vigo ha reclamado que los entes locales vean reconocidas y financiadas las competencias que ya ejercen en la actualidad mediante una nueva definición de sus ámbitos de actuación y mecanismos de financiación dentro de la Constitución, según ha informado Europa Press.

Además ha reclamado que los municipios se liberen de las «tutelas falsas de aquellos que no cumplen» y se les permita gastar los 40.000 millones de euros «de remanente» que los ciudadanos «ahorraron».

Caballero ha mantenido el compromiso del primer nivel de administración con el superávit en las cuentas, pero al mismo tiempo ha reivindicado el derecho de los entes locales a obtener los suficientes recursos del Estado y de las comunidades -ha apuntado al artículo 142 de la Constitución-. Y ha defendido la tarea de los consistorios durante los años de crisis económica, cuando ejercieron «acción directa» en la atención de esa «quiebra tan severa» para contener los daños de la crisis y no perder «el compás del progreso».

En este punto, tras recordar la frase en la que Tierno Galván definía la política municipal como conseguir que salga agua por los grifos, ha defendido la actual función de los municipios como resortes que atienden que las grandes factorías sigan funcionando, que el I+D encuentre su espacio, que haya integración en los puestos de trabajo y lucha contra el cambio climático.

«Queremos las competencias de la modernidad con su propia financiación», ha insistido« Caballero, que ha roto una lanza por los ayuntamientos en dificultades económicas, a los que ha ofrecido la »mano tendida«.

El presidente reelecto ha opinado que «tarde o temprano» la Constitución se reformará, por lo que ha pedido que se tenga en cuenta que los municipios «ya no son los ayuntamientos del año 78» y quieren que se les dedique una apartado entero del texto constitucional en al que se defina su función, trabajo y financiación.