Luis Salvador se mantendrá en silencio hasta el lunes

Salvador mira al lado contrario y de Pérez que bebe agua /Ramón L. Pérez
Salvador mira al lado contrario y de Pérez que bebe agua / Ramón L. Pérez

El alcalde de Granada no responderá a la amenaza de Sebastián Pérez hasta la semana que viene, cuando tiene previsto reanudar su agenda municipal

SERGIO GONZÁLEZ HUESO

El actual alcalde de Granada, Luis Salvador, se va a tomar un tiempo para digerir las amenazas de romper el pacto que su vicealcalde 'in pectore', Sebastián Pérez, realizó en la tarde-noche de ayer en el municipio de Órgiva. A pesar de que el resto de portavoces han reaccionado en pocas horas a las palabras vertidas por el popular, el principal afectado por ellas prefiere por el momento mantenerse al margen: callado.

Lo ha confirmado esta mañana su gabinete de prensa, que ha emplazado a IDEAL a esperar al próximo lunes para pulsar la opinión del alcalde. El de Ciudadanos, también tendrá que hacer frente entonces a la postura radicalmente opuesta a su partido que ha trasladado hoy el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Granada, Onofre Miralles. El expopular, a pesar de sus evidentes desavenencias con Pérez, lo prefiere a él antes que a un Salvador al que lo único que lo salva a ojos de Miralles es que al menos no pertenece a un partido de izquierdas. Y de ahí que siga ostentando el bastón de mando.

De todo ello tendrá que dar cuenta el alcalde de Granada, que se enfrenta a un inicio de curso político vertiginoso y lleno de incertidumbre debido a su endeble red de apoyos al frente del Ayuntamiento.