Las alertas de Consumo de Granada provocan la retirada de 20.722 productos en España

Dependencias municipales de la Oficina Municipal de Información al Consumidor./VANESSA S. CORTÉS
Dependencias municipales de la Oficina Municipal de Información al Consumidor. / VANESSA S. CORTÉS

El servicio municipal elimina de los comercios esos artículos potencialmente peligrosos, de los que el 45% eran para público infantil

Vanessa Sánchez
VANESSA SÁNCHEZGranada

La Oficina Municipal de Información al Consumidor del Ayuntamiento de Granada (OMIC) fue la responsable de que se retiraran de las estanterías de los comercios españoles 20.722 en 2018. Gracias al trabajo realizado por los inspectores de Granada, que detectaron determinadas deficiencias en los artículos y que no fueron subsanadas por los fabricantes o comercializadoras, se retiraron esos objetos, de los que un 45% eran juguetes o artículos destinados al púbico infantil.

Según explican fuentes de este servicio municipal, los inspectores detectaron 4.014 productos potencialmente peligrosos o que no cumplían con la normativa de Consumo en las tiendas de Granada. Debido a que no fueron o no podían ser subsanados, se retiraron estos artículos y se emitieron alertas al resto de servicios municipales de todo el país para que se hiciera lo mismo en cada municipio de España.

8.000 más que en 2016

Estas cifras suponen un incremento de más de 4.000 productos que no se ajustan a la normativa Europea y que pueden ser potencialmente peligrosos para el destinatario. Con respecto a 2016 fueron 8.000 artículos más.

En la OMIC de Granada ponen un ejemplo de uno de esos artículos: un bote que contiene una especie de sustancia viscosa de color verde. El recipiente no dispone de ningún etiquetado en el que se explique quién lo ha fabricado, comercializado y distribuido en España; tampoco muestra la edad mínima para jugar con ello, ni instrucciones o composición e ingredientes utilizados.

Después de este tipo de artículos, el siguiente con más deficiencias y que no pueden estar a la venta por incumplir algún tipo de normativa son los productos de droguería.

De todos los productos retirados gracias a la labor de la OMIC granadina, casi la mitad pertenecen a una misma empresa -con establecimientos en toda España-. La mayoría de esos artículos fueron pequeños electrodomésticos. La segunda empresa con mayor incidencia en esos 20.000 artículos fue también otra franquicia de la que se tuvieron que eliminar cerca de 5.000 ambientadores.

Productos prohibidos

El informe anual, al que ha tenido acceso IDEAL, detalla también las principales anomalías por las que se han prohibido todos esos productos. Las más frecuentes son la ausencia del marcado en sus etiquetas de la CE y porque no se identifica al fabricante, importador y/o al responsable de comercialización. En el mismo documento, también se realiza una comparativa con respecto al año anterior en cuanto a las campañas realizadas y los resultados.

Las 12 campañas llevadas a cabo mediante 721 inspecciones en diferentes tipos de empresas terminaron en que se redactaron 15 actas que fueron trasladadas al Servicio de Disciplina por se encontraron anomalías de diferente índole y 1.275 artículos cuya comercialización había sido prohibida. Pese a la elevada cifra, no llega a ser la mitad de los que se encontraron en el año anterior. Las 12 campañas de inspección de Consumo en las que trabajaron los empleados municipales de este servicio municipal fueron: control de etiquetado en complementos alimenticios, rebajas de invierno, herbolarios, disfraces-carnaval, talleres de reparación de neumáticos, ortopedias, academias de enseñanza no reglada, artículos de flotación, gafas de sol, material escolar, servicios de asistencia técnica y Navidad. Estas campañas se llevan a cabo en diferentes momentos del año.