La Junta defiende que los cortes de luz en Molino Nuevo han pasado de dos al día a dos al mes

La Junta defiende que los cortes de luz en Molino Nuevo han pasado de dos al día a dos al mes
Y. H.

Cerca de un 80% de las 157 viviendas de los diez bloques de AVRA ya tienen suministro legal, según la administración autonómica, que pide coordinación institucional para atajar el problema

YENALIA HUERTASGranada

El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, Pablo García, ha pedido esta mañana implicación a la Subdelegación del Gobierno y al Ayuntamiento de Granada para dar una respuesta conjunta a los cortes de luz en la Zona Norte. Lo ha hecho con motivo de una reunión de la mesa técnica creada en el seno del Gobierno andaluz para intentar resolver, dentro de sus competencias, un problema que ya empieza a solventarse para los vecinos de Molino Nuevo, donde se ha pasado de dos incidencias al día a dos al mes.

Esta reducción se ha producido, según ha destacado el delegado, gracias a la legalización del suministro eléctrico de cerca de un 80 por ciento de las 157 viviendas de los diez bloques de la calle Molino Nuevo de AVRA (la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía).

La de esta mañana ha sido la segunda reunión que mantiene la mesa técnica de la Junta para la adopción de medidas contra este problema ligado, en muchos casos, a la defraudación de fluido eléctrico para el cultivo de marihuana. El encuentro se ha desarrollado en la sede de la Junta de Andalucía, en el edificio de la Normal, y han estado los delegados de Salud y Fomento, los responsables de AVRA y la empresa Endesa, aparte del Defensor del Ciudadano, Manuel Martín.

La nueva reunión se ha convocado, de hecho, a raíz de un escrito que el Defensor remitió al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, para que actuase dentro de sus competencias y conocer qué se estaba haciendo por parte de la Junta. A raíz de esa comunicación, el presidente pidió al delegado del Gobierno que reuniera la mesa y se le informase de los datos que manejan la agencia AVRA y Endesa sobre las regularizaciones de los contratos de luz en la zona.

«Se ha pasado del 11,3% a cerca del 80% en las viviendas regularizadas», ha detallado García en declaraciones a los medios, tras recordar el apagón «generalizado» que se produjo en octubre en esta zona de Almanjáyar, que registró 68 actuaciones por incidencias, siendo hoy prácticamente inexistentes. El delegado atribuyó esa disminución drástica de cortes en Molino Nuevo a las alrededor de 130 altas que ha habido en esos diez bloques, en esas 157 viviendas.

«Creo que es significativo el trabajo que se viene realizando por la Junta de Andalucía, en colaboración con Endesa y las fuerzas y cuerpos de seguridad«, ha manifestado García, para ensalzar nuevamente la actuación »en una de las zonas con más problemas de cortes de luz e incidencias, que podrían derivar en actuaciones más complicadas«.

«Aquí la Junta de Andalucía ha actuado en el ámbito de sus competencias, pero reclamamos la actuación del resto de las administraciones», ha insistido García, para apelar a la coordinación de cara a lograr «una solución integral».

Para la Junta de Andalucía, se hace necesario actuar de forma conjunta en la zona para paliar las situaciones de «inseguridad» que pueden derivarse de los enganches ilegales y unas «circunstancias técnicas lamentables».

«Es importante que se actúe», ha recalcado el delegado y ha señalado que el objetivo es que los vecinos de esta parte de la urbe vivan «con total tranquilidad», con «seguridad» y sin estar sometidos a los vaivenes que pueden generar las plantaciones clandestinas de 'maría'.

Por su parte, el delegado de Fomento, Antonio Granados, recordó que a raíz de su nombramiento como tal en febrero, recibió la instrucción del presidente de la Junta de Andalucía de actuar, y tras unas primera reunión de la mesa técnica a finales de ese mes, «a partir de ahí, semanalmente se emiten informes por los trabajadores de AVRA».

«Los deberes de la Junta de Andalucía en el marco de sus competencias están hechos», ha subrayado Granados contundente, quien dijo trasladar los resultados sin ningún ánimo de crear «polémica». En este punto, ha coincidido con García en la necesidad de coordinación y ha considerado necesario que exista «un auxilio de fuerza» y una colaboración por parte del Ministerio de Justicia, a través de la Fiscalía, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, la Audiencia Provincial y los jueces, a través de su decano. El papel de la Justicia es importante, a su juicio, a la hora de autorizar la entrada en las viviendas en los casos en los que se presuma que se puede estar cometiendo un hecho delictivo. Cabe recordar en este punto que los enganches ilegales son constitutivos de delito y suelen ir aparejados a otro ilícito: el cultivo de la marihuana destinada al tráfico.