El Hotel Reuma, un edificio en la cuerda floja entre la demolición y la rehabilitación

Terraza superior del Hotel Reuma, bajo la Alhambra/RAMÓN L. PÉREZ
Terraza superior del Hotel Reuma, bajo la Alhambra / RAMÓN L. PÉREZ

Desde su compra por parte del Patronato de la Alhambra en 2000, han sido varias las vicisitudes que ha vivido este edificio

JAVIER F. BARRERA

El 27 de diciembre del año 2000, este periódico publicaba la información que explicaba que la Junta de Andalucía había comprado el Hotel Reuma y según la entonces consejera de Cultura, su futuro estaba prácticamente por los suelos. Decía así: «El Patronato de la Alhambra y Generalife ha cumplido uno de sus viejos proyectos, comprar el llamado Hotel Reúma, el carmen de Santa Engracia, ubicado frente al Paseo de los Tristes, al otro lado del río. La Junta y la Alhambra han invertido 130 millones de pesetas para conseguir la propiedad del inmueble que, aunque no se ha decidido su uso futuro, lo más probable es que sea demolido para conseguir un gran paseo junto el Darro y a los pies de la Alhambra». Cinco años después, el Hotel Reuma se salvó. En octubre se informaba que «La Alhambra descarta demoler el Hotel Reuma y le dará uso turístico y cultural». La entonces directora sostenía que el inmueble «no es un pegote» y defendía volver al diseño del carmen que había antes».

En 2007 se incluyó el Hotel Reuma en un proyecto que tal como vino se fue. «El Plan Director de la Alhambra, que se aprobará en breve, publicaba IDEAL, prevé siete nuevos itinerarios, aunque por ahora se está avanzando en la preparación de tres de ellos. Discurrirán por las zonas de la ciudad más próximas a la Alhambra, como el Albaicín o el centro, y contarán con el patrocinio del monumento granadino. Estos itinerarios estarán conectados en su día con el hotel Reuma».

Escaleras mecánicas

Dos años más tarde, en 2009, la historia del Hotel Reuma cuenta que se encargó a un profesor de Arquitectura de la Universidad de Sevilla alternativas para el lugar. Entre ellas, modificar la actual estructura para descubrir los pocos elementos que quedan del viejo Carmen de las Chirimías.

Más información

En 2011, llegó un proyecto que supera todo lo previsible, al calor de la campaña electoral de las municipales. El alcalde y candidato del PP a repetir en el puesto, José Torres Hurtado, lanzó el plan de los túneles y ascensores para subir y bajar desde la ciudad al monumento y viceversa.

En esta ocasión, Torres Hurtado, encontró una innovación: los túneles desde los que partirían los ascensores para subir a la Alhambra se ubicarían junto al puente de las Chirimías, en las proximidades del Hotel Reuma. Y así hasta hoy.