Un grupo de vecinos demanda a Endesa por los cortes de luz en Zona Norte de Granada

Apagón en Zona Norte/PEPE MARÍN
Apagón en Zona Norte / PEPE MARÍN

Los denunciantes han expuesto la «grave afección» del derecho a la vida, a la educación, a la salud y a la igualdad que supone la falta de suministro eléctrico adecuado

R. I.

Un grupo de personas y colectivos afectadas por los cortes de luz permanentes en el distrito Norte de Granada han presentado una demanda judicial contra Endesa por vulneración de derechos fundamentales. Entre las entidades demandantes se encuentran la Asociación Gitana Anaquerando, la Fundación Lestonnac-Montaigne, las Parroquias de la Paz y la Sagrada Familia así como la delegación en Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA).

Los denunciantes han expuesto la «grave afección» del derecho a la vida, a la educación, a la salud y a la igualdad que supone la falta de suministro eléctrico adecuado, según han informado en un comunicado.

La demanda se ha interpuesto tanto contra la compañía Endesa como contra quienes pudieran aparecer a lo largo del procedimiento como responsables o corresponsables de la situación.

Las personas y entidades que han presentado la demanda confían en que sea la justicia la que ponga fin a lo que consideran una vulneración de derechos y consideran que es «evidente la clara responsabilidad» de Endesa en los problemas eléctricos. Estos han provocado «gravísimos daños» a miles de personas que cumplen con las obligaciones del contrato de suministro.

Más información

Entre las peticiones que se formulan en la demanda se encuentra que se aumente la potencia de suministro existente hasta garantizar que se pueda atender la carga necesaria para funcionar plenamente.

También exigen que se garantice «de inmediato» a todos los demandantes el uso pleno y disfrute de sus derechos, y a disponer de servicio eléctrico sin interrupciones.

Por último, se solicita la indemnización a los demandantes por los daños y perjuicios producidos, incluyendo el daño moral.

Además, se han solicitado con carácter urgente una serie de medidas cautelares al Juzgado sobre el que recaiga el procedimiento.

En primer lugar, se pide la instalación en todos los domicilios que estén habitados por personas cuya vida depende de la no interrupción del suministro eléctrico un tipo de dispositivo que durante un apagón eléctrico pueda proporcionar energía eléctrica por un tiempo limitado a los dispositivos que tenga conectados.

En segundo lugar, la instalación inmediata y urgente en el Distrito Norte de grupos electrógenos en los centros escolares, de servicios sociales y sanitarios que aseguren la continuidad ininterrumpida del servicio de electricidad en sus dependencias.

Los demandantes confían en que las peticiones sean aceptadas y se exija a Endesa que adopte, en primer lugar, las medidas cautelares y, con posterioridad, cuantas medidas estructurales sean necesarias para acabar «de una vez por todas» con una situación que impide el desarrollo de una vida «digna y en igualdad» de oportunidades al resto de ciudadanía.