Granada estudia «restricciones severas» al tráfico para luchar contra la contaminación

Una de las pilonas de control de vehículos en el Centro. /RAMÓN L. PÉREZ
Una de las pilonas de control de vehículos en el Centro. / RAMÓN L. PÉREZ

El Ayuntamiento espera que en septiembre esté listo el protocolo para restringir el tráfico en episodios de mala calidad del aire

Javier Morales
JAVIER MORALES

El Ayuntamiento estudia «restricciones severas» al tráfico en la ciudad para mejorar la situación «extrema» de la calidad el aire. Entre ellas, la disminución de la velocidad en Circunvalación y Ronda Sur y limitaciones en días concretos cuando los índices de contaminación superen ciertos límites. Lo ha anunciado en la mañana de este martes el concejal de Movilidad, César Díaz, tras una reunión mantenida con el delegado de la Consejería de Fomento, Antonio Granados.

Sigue sobre la mesa la opción de limitar la velocidad en la Circunvalación y en la Ronda Sur, aunque aún no se ha decidido si se mantendrá la idea de los 90 kilómetros por hora propuesta al Ministerio de Fomento por el anterior equipo de Gobierno. «Es necesario calmar el tráfico y nos permitiría reducir los niveles de polución», ha señalado César Díaz. Asimismo, la medida serviría para reducir el índice de accidentalidad en la A-44.

Con respecto al tráfico en el Centro, el Ayuntamiento trabaja en evaluar «restricciones severas» a partir de los límites en los que la mala calidad del aire perjudique a la salud«. »Somos conscientes de la situación extrema, no quiero ser alarmista pero quiero que se sepa que cuando esos niveles estén por encima de determinados parámetros vamos a actuar con contundencia«, ha añadido el concejal de Movilidad.

Estas medidas serían puntuales y no afectarían a los residentes, pues se establecería un protocolo para el acceso de los vecinos al Centro. «Si llegara el caso, nos planteamos con absoluta contundencia la restricción del tráfico», ha añadido el concejal de Movilidad.

El Ayuntamiento trabaja con el horizonte de terminar en septiembre un estudio para establecer los protocolos que funcionarían para limitar la circulación en el Centro durante los episodios de alta contaminación.