Se busca un playmobil de 1,80 robado del balcón de una tienda del centro de Granada

El soldado romano robado, en el balcón de la tienda de regalos, situada en la calle Puentezuelas. /IDEAL
El soldado romano robado, en el balcón de la tienda de regalos, situada en la calle Puentezuelas. / IDEAL

Los dueños del muñeco han denunciado el robo a la Policía Nacional y apelan a los ladrones para que lo devuelvan por su valor sentimental y lo que simbolizaba en la calle Puentezuelas

Laura Ubago
LAURA UBAGOGranada

Se busca un soldado romano de 1,80 metros que vivía en un balcón de Puentezuelas y que ha sido robado. Sus dueños son los propietarios de una tienda de regalos y lo tenían como elemento identificativo. Se trata de un playmobil de gran tamaño que compraron hace 10 años. Un capricho (costó 500 euros) que primero estuvo en casa y que después se convirtió en icono de su cuidado establecimiento.

Los propietarios de este playmobil lo buscan desesperadamente y por eso han querido difundir el robo por redes sociales. Apelan a los ladrones, para que lo devuelvan, o a cualquiera que haya podido verlo en el piso de alguien.

Cuenta Blas, dueño de Lycka, esta tienda de regalos, que el playmobil estaba amarrado con anclajes en el balcón y que, confiaban, en que nadie iba a escalar hasta allí para llevárselo. Confiaron demasiado. Una noche de este julio, alguien robó el muñeco del balcón y sus propietarios se quedaron chafados.

Es más, han puesto una denuncia en la Policía Nacional porque se trata de «un robo con violencia» y aseguran que tienen huellas de los ladrones. «Tuvieron que ser varias personas que se la jugaron porque Puentezuelas es una calle muy céntrica. Vimos el día de antes alguna señal en el balcón, eso es que lo intentaron y lo consiguieron a la segunda», expresa Blas.

El dueño de la tienda de regalos cuenta que el playmobil tiene un gran valor sentimental. En su Facebook tienen fotos del muñeco junto con la bandera LGTBI, en Semana Santa, en Navidad... era el soldado del barrio. «A la gente le llamaba mucho la atención, de hecho cuando se daban indicaciones decían, a la altura del playmobil», señala Blas apenado.

Por ver si este soldado -en tamaño real- aparecía, esta familia ha esperado un mes para dar a conocer su robo, a ver si lo veía en páginas de segunda mano o aparecía... pero nada. Por eso hacen un llamamiento a los granadinos para recuperar al guardian del balcón de Puentezuelas, que tanta vida daba a la calle.