Granada, en alerta amarilla todo el fin de semana por mínimas de -5 grados

Costra de hielo en la fuente de plaza Nueva./ALFREDO AGUILAR
Costra de hielo en la fuente de plaza Nueva. / ALFREDO AGUILAR

El jueves a las 21.00 horas se registró el pico de consumo eléctrico del invierno en la provincia con 799 megavatios

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Lo normal en invierno es que haga frío. Mucho frío.Pero lo 'anormal', y por eso es noticia, es que pasemos de las mangas de camisa a las tres capas prácticamente de la noche a la mañana. Una brusca caída de las temperaturas, que a nadie ha pillado de improviso porque lleva una semana anunciándose 'que viene el lobo', que está pasando factura en los cuerpos. Según información facilitada por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), la afluencia a los servicios de urgencia de los dos hospitales de la capital y de los centros de salud de Zaidín, Gran Capitán y la Chana se ha incrementado un diez por ciento en los últimos días, coincidiendo con el descenso del mercurio. El perfil mayoritario, explican desde el SAS, se corresponde con el de mayores con varias patologías y que son muy sensibles a las variaciones termométricas –una situación análoga a la que se produce en verano con el calor–.

Fueron muchos los internautas que ayer, a primera hora, mostraban en redes sociales fotografías de los termómetros de sus coches a menos cero o de fuentes, como la de plaza Nueva, cubiertas por una costra de hielo de varios centímetros. Imágenes que se repetirán a lo largo de todo el fin de semana ya que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantendrá el aviso amarillo durante todo el fin de semana, fundamentalmente en horario nocturno, por mínimas de menos cinco grados.

Y es que, nada más ocultarse el sol, la gelidez 'toma' Granada. Los campeones son los bastetanos. Allí se registró este viernes la mínima de Andalucía, -7,5 grados. El Ayuntamiento ha recomendado a los propietarios de viviendas e inmuebles que protejan las instalaciones de fontanería y los contadores que se encuentran en el exterior. «Con operaciones sencillas como cubrir con plásticos o trapos se evita que el agua se congele y que las conducciones revienten», señalan desde el consistorio de Baza, que también recomienda dejar caer algunas gotitas de alguno de los grifos del interior de la casa. «Este tipo de averías provocan muchas molestias a los vecinos en forma de humedades y pequeños destrozos en enseres que conllevan un desembolso económico, además del corte del suministro», agregan.

También se ha disparado el consumo de electricidad para mantener los hogares caldeados. Endesa computó este jueves el pico de consumo de esta época invernal con 799 megavatios a las 21.02 horas –el récord histórico, con 983 megavatios, se produjo el 9 de febrero de 2012–. Conviene tener en cuenta que estamos en plena campaña de recolección de la aceituna y que las almazaras y cooperativas se hallan en pleno proceso de molturación, lo que también tiene una incidencia directa en los parámetros. Lo normal es el sábado y el domingo baje algo porque no hay actividad comercial.

Apagones en Casería de Montijo

El sistema está aguantando bien, pero esta semana sí se están produciendo cortes que están impidiendo encender los braseros. Inquilinos de varios edificios de Casería de Montijo, en la zona norte de la capital, han expresado su malestar por reiteradas interrupciones en el abastecimiento eléctrico. Se da la circunstancia de que en estos bloques residen fundamentalmente abuelos. Endesa pide disculpas por las molestias ocasionadas por unos imprevistos ajenos a su voluntad, dicen. El problema, según Endesa, está originado por fusibles fundidos en el centro de transformación denominado 'Casería de Montijo III', optimizado para soportar el doble de demanda de lo que precisarían los clientes asociados. El colapso habría que atribuirlo a factores externos. Entre ellos, fundamentalmente, los enganches ilegales para las plantaciones de marihuana.

La función de estos cortacorrientes es proteger en caso de sobrecarga –una función parecida a los 'térmicos' de los cuadros eléctricos cuando se encienden más aparatos que sobrepasan la potencia contratada–. Los apagones, según Endesa, están durando una hora, el tiempo que transcurre entre que se da aviso y acude la brigada técnica para cambiar el fusible.

El servicio coordinado de emergencias 112 no destacó ayer ninguna incidencia relacionada con placas de hielo en la red viaria provincial o accidentes de tráfico. Tampoco incendios asociados al uso de radiadores. Las calefacciones alimentas por gasóleo sí que están repercutiendo en la mala calidad del aire que estamos teniendo estos días, a lo que habría que sumar la quema de biomasa en explotaciones de la Vega de Granada con la vista puesta en la siembra y los altos niveles de intensidad de tráfico en la Circunvalación. Las tasas de contaminantes como dióxidos de nitrógeno y partículas en suspensión se han situado esta semana por encima de lo aconsejable, especialmente durante las horas punta.

En Sierra Nevada se está a la espera de que, por fin, lleguen las ansiadas nevadas.La expectativa es que en los próximos días se rompa el bloqueo anticiclónico y las borrascas atlánticas penetren en la Península a finales de la semana que viene. Con tres grados bajo cero en Pradollano, menos seis en Borreguiles y menos once en el Veleta, los cañones de innivación artificial están ofreciendo un gran rendimiento –la ausencia de humedad favorece la fabricación–.Pero sí se necesitan frentes húmedos para que aumente la superficie esquiable en la vertiente sur y también para que la Sierra, en general, presente un aspecto más atractivo. Los esquiadores, más abrigaditos, eso sí, siguen disfrutando de su deporte a tope tras un periodo navideño con unos índices de ocupación reseñables.

 

Fotos

Vídeos