La tromba de agua deja 230 incidencias en Granada y un matrimonio con dos hijos pequeños rescatados de un turismo

La tromba de agua deja 230 incidencias en Granada y un matrimonio con dos hijos pequeños rescatados de un turismo
RAMÓN L. PÉREZ

Ya se ha restablecida la luz en Montefrío y solo queda por subsanar un problema en Ogíjares con el suministro eléctrico que afecta a cincuenta vecinos

JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

La tromba de agua que ha caído este domingo en gran parte de la provincia de Granada ha generado numerosas inundaciones de viviendas en la capital y en 23 municipios del Cinturón Metropolitano como Ogíjares, Gabias y su pedanía de Híjar, Churriana, Armilla, Pulianas, Maracena, Albolote o Jun, entre otras. La lluvia, acompañada de granizo en algunos momentos, también ha tocado de lleno a localidades del Poniente granadino como Montefrío, Íllora y Villanueva Mesía, principalmente.

La incidencia más repetida durante la jornada ha sido la inundación de bajos y viviendas, pues se han producido más de 75 repartidas entre todas las localidades citadas, según han informado fuentes consultadas de Bomberos y Protección Civil.

Otro de los problemas originados por esta lluvia torrencial ha sido dejar sin suministro eléctrico a distintas localidades. En Ogíjares –una de las localidades más afectadas por esta tromba de agua– un transformador de la luz ha quedado anegado por culpa de la lluvia y ha dejado sin servicio a un centenar de clientes. En el Poniente granadino, concretamente en Montefrío, Villanueva de Mesia e Íllora más de mil clientes se han quedado sin luz durante un par de horas, según ha informado el gabinete de prensa de la compañía suministradora Endesa.

En la capital granadina, la Policía Local, Bomberos y Protección Civil se han empleado a fondo para subsanar los múltiples problemas que se iban sucediendo. Uno de ellos fue el cierre del subterráneo próximo a la facultad de Bellas Artes, en la zona de la Chana. Este túnel ha quedado fuera de servicio por la importante balsa de agua acumulada en su interior, pero también ha habido problemas en otros como el de la Carretera antigua de Málaga, próximo al gimnasio We de la Chana.

La parte más afectada por esta riada de agua en la capital granadina fue todo el entorno de la Carretera de Jaén. El alcantarillado no ha funcionado adecuadamente. Ello ha generado 'piscinas' de agua que impedían la circulación de vehículo. El problema se agudizó aún más por la parte trasera de la Estación de Autobuses y zona de la calle Argentinita. Bomberos han efectuado cuatro rescates de personas atrapadas en sus turismos en esta zona. Incluso tuvieron que acudir al auxilio de un matrimonio y sus dos hijos pequeños que no podían salir del vehículo debido a la altura del agua que les impedía abrir la puerta del coche.

Esta riada de agua ha obligado a la Policía Local a cortar por pequeños espacios de tiempo la calle Pagés del Albaicín, Sagrada Familia en la Chana, Avenida de Andalucía, Juan Pablo II, entre Estación de Autobuses y calle Ovidio. La estampa más común ha sido la del agua recorriendo estas vías y arrastrando todo lo que encontraba a su paso, mientras los bomberos y policías locales trataban de levantar las tapaderas de las alcantarillas para evitar las balsas de líquido.

Ogíjares ha sido uno de los pueblos más afectados por la tromba de agua. Bomberos han atendido más de cincuenta incidencias en este municipio donde los efectivos de Protección Civil y Policía Local también se han empelado a fondo para subsanar los problemas originados por la lluvia. «Las arquetas de la calle están atascadas, y los veinte o 25 vecinos que tenemos casa en la calle Luna de Ogíjares tenemos los bajos inundados. En el mío ha entrado barro y el agua alcanza casi dos metros de altura», comenta Alejandro Molina propietario de la casa número 17 de esta vía de los Ogíjares.