La foto del juez que condenó a Juana Rivas

El juez Piñar pasa por delante de la prensa con su típico sombrero, fumando un puro y mirando a los fotógrafos. /PEPE MARÍN
El juez Piñar pasa por delante de la prensa con su típico sombrero, fumando un puro y mirando a los fotógrafos. / PEPE MARÍN

El viernes por la tarde, cuando medio centenar de personas se concentraban frente a la sede de la Audiencia Provincial de Granada para mostrar su apoyo a Juana Rivas, ese magistrado pasó por allí y fue inmortalizado

YENALIA HUERTASGranada

Hay objetivos afinados, paseos no se sabe si casuales y casualidades que alcanzan la categoría de proeza fotográfica. El viernes por la tarde, cuando medio centenar de personas se concentraban frente a la sede de la Audiencia Provincial de Granada para mostrar su apoyo a Juana Rivas tras la confirmación por parte de ese tribunal de los 5 años de condena que le impuso un juez, ese magistrado pasó por allí y fue inmortalizado por nuestro fotógrafo Pepe Marín, que estaba en el momento justo en el lugar adecuado.

El magistrado, que es el titular del Juzgado de lo Penal número 1 cruzó por delante de la prensa con su típico sombrero y fumando un puro y miró a los fotógrafos sin ser reconocido por los participantes de la manifestación, que concentró unas 50 personas en Plaza Nueva.

El magistrado atravesó la plaza y pasó desapercibido, en contraste con la relevancia y eco de su resolución, en la que condenó a la madre de Maracena como autora de dos delitos de sustracción de menores por retener a sus hijos en España escudándose en unos supuestos malos tratos de su expareja italiana, Francesco Arcuri, denunciados pero no acreditados. Esta imagen del juez Piñar bien podría simbolizar esa distancia que a veces, siendo tan corta, separa tanto unas ideas de otras. Es cuestión de ver los árboles o el bosque.