Fomento prevé que se pueda saltar desde el puente de Tablate este año

Fomento prevé que se pueda saltar desde el puente de Tablate este año

El decreto ya ha sido sometido a información pública y, según la Junta, será aprobado por el Consejo de Gobierno en noviembre o diciembre

JORGE PASTORGRANADA

Se suponía que la normativa que debe regular el puenting en el viaducto de Tablate, propiedad de la Junta, estaría aprobada en marzo. Pero no. No lo estuvo, como habían reclamado empresas turísticas y la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra para aprovechar el tirón del verano, y aún habrá que esperar unos meses. Fuentes de la Consejería de Fomento fijan ahora la expectativa para noviembre o, como muy tarde, para diciembre. Habrán pasado entonces dos años y medio desde que la Junta puso coto a esta práctica en Tablate, considerado un santuario para los aficionados a tirarse al vacío asidos con un cuerda atada a los pies. Lo prohibió arguyendo que no se podía hacer uso de un bien público con fines privativos, aunque también había otra razón no esgrimida de forma oficial: el fallecimiento en Tablate de la británica Kleyo Abreu.

El accidente mortal ocurrió en el verano de 2015, pero fue en la primavera de 2016 cuando la Junta dejó de conceder permisos y advertir de sanciones a los promotores de saltos en Tablate, por donde pasa la carretera autonómica A-348. Desde entonces la Mancomunidad y el sector turístico no han parado de instar a la Junta a que legisle y que se pudiera reanudar en Tablate una actividad que atrae a un buen número de visitantes. Parece que, ahora sí, se están dando pasos decididos en esa dirección.

La Junta sometió a información pública a finales de julio el proyecto de decreto. El texto quedó expuesto durante quince días hábiles en la página web de la Consejería de Fomento y Vivienda. Los siguientes pasos son el preceptivo informe por parte del consejo consultivo, la aprobación por parte del Consejo de Gobierno de la Junta -que se reúne todos los martes- y por último que se promulgue la orden. Lo dicho, según las previsiones de Fomento, el proceso debería culminar en el último trimestre de este 2018. En cualquier caso, la medida adoptada en su momento por la Junta causó enfado e indignación por tres motivos. Primero porque los niveles de siniestralidad del puenting son bajos. Segundo porque la propia Ley del Turismo de Andalucía ya regula el 'salto desde el puente'.

Y tercero porque se trata de un deporte que atrae a mucha gente a una zona como la Alpujarra y el Valle de Lecrín, necesitada de estímulos. Se estima que el veto al puenting ha supuesto un quebranto de unos tres millones de euros para estas comarcas.

Relevancia económica

Cálculos aproximados pero que nos sitúan ante la relevancia económica de esta práctica. Y es que sólo en Tablate operaban cinco empresas que precisaban un mínimo de diez personas. Cada una de ellas realizaba un promedio de quince saltos diarios los viernes, sábados y domingos. Por cada uno de ellos cobraban treinta euros. Cada fin de semana acudían una trescientas personas entre saltadores y acompañantes que gastaban una media de cincuenta euros por cabeza entre comida. alojamiento y productos típicos. Estamos hablando de 60.000 euros mensuales o 720.000 anuales. Cantidades que se podrían multiplicar por dos si sumamos el resto de la semana, las temporadas de vacaciones y los puentes.

El Partido Socialista presentó el 27 de septiembre de 2017 una proposición no de ley en la Comisión de Fomento y Vivienda del Parlamento de Andalucía que se aprobó por la unanimidad de todos los grupos políticos. En este documento la cámara andaluza instaba al Consejo de Gobierno a normalizar, en un plazo no superior a los seis meses, el uso especial de infraestructuras de la Junta para el puenting y que se estudiaran de forma personalizada las solicitudes que cursen las empresas de turismo activo. El objetivo es el establecimiento de un marco jurídico garantista que compatibilice esta actividad con el uso general -o sea, el tráfico de vehículos-.

Más