Fichar en Granada: de las plantillas fotocopiadas al registro digital y geoposición del trabajador

Diferentes métodos de fichar de las empresas granadinas. / CLARA CEREZO Y V.S.C.

Aunque muchas empresas siguen teniendo dudas sobre los mecanismos para contabilizar las horas trabajadas por sus empleados hay otras que no sólo han implementado el sistema sino que han creado la herramienta que comercializan a otras entidades

Vanessa Sánchez
VANESSA SÁNCHEZGranada

José Manuel no entiende por qué es necesario que sus dos trabajadores fichen. Es el gerente de una tienda de textiles de hogar y piensa tener un registro manual. No será con una huella dactilar como el que tienen instalado desde hace años en las dependencias municipales sino un folio, con un cuadrante, que los empleados firmarán a la llegada y salida del trabajo. Es el método más económico y el que ya tienen 'instalado' muchas de las empresas de Granada. Así lo han relatado a este periódico bares, restaurantes, inmobiliarias, de aparatos electrónicos, librerías... Para muchas no es nuevo lo que desde ayer es obligación de todo centro de trabajo. Entre otros motivos, porque hay muchos empleados a media jornada que ya tenían ese tipo de registro de sus horas. Pero José Manuel no entiende por qué ni cómo hacerlo y se queja de la falta de información, tal y como ya han señalado desde la Confederación Granadina de Empresarios que sostienen que «las empresas no saben qué sistema se considera fiable para fichar y cuáles no lo son».

El pequeño empresario de moda de hogar reclama información porque «para cobrar te detallan todo pero para explicar esta normativa y cómo se debe hacer nadie ha enviado nada». También exige que se controle más al funcionariado. Sin embargo, los empleados públicos fichan desde hace muchos años. Así lo recuerdan trabajadores de la delegación de Salud de la Junta de Andalucía que tras décadas en esas dependencias señalan que los controles, en los que introducen un código numérico personal, ya estaban antes de que ellos empezasen.

Mientras, en el Ayuntamiento de Granada el sistema utilizado es por huella digital. Los funcionarios de la Oficina Municipal del Consumidor (OMIC) explican a IDEAL que el sistema funciona introduciendo un código. A continuación, sitúan el dedo índice en el dispositivo y el sistema registra la hora de llegada; a la salida deben volver a hacerlo.

La mayoría de los negocios situados en zona Centro y Triunfo, son pymes, que hacen su registro de forma manual. Pero como el decreto ley obliga también a que se guarden los registros durante al menos cuatro años no todas tienen la posibilidad de hacerlo en las condiciones que la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales requiere.

Para dar solución a este problema, y también para poder ofrecer una posibilidad a las empresas cuyos trabajadores realizan su jornada fuera de la oficina, el Grupo Trevenque ha creado un servicio que afirman que es «único». 'Efichaje' permite tres modalidades de registro y almacena y gestiona los datos, al tiempo que los hace accesibles a trabajadores y empleados en cualquier momento. No es una aplicación nueva, la comercializan desde hace siete años a empresas de ayuda a domicilio. «Nuestros clientes se encontraban con la dificultad de que no podían cerciorarse de cuándo iniciaba el trabajador su jornada al ir directamente al domicilio», explica el director de software para servicios sociales y domiciliarios, Chema Prados. 'Efichaje' puede registrar, de tres formas diferentes, el inicio y fin de jornada. Los empleados deben tener instalada la aplicación en sus dispositivos móviles. La que utilizan en las propias oficinas de Trevenque es a través de un código QR que capturan los trabajadores al entrar y al salir. Otra opción, es a lo que llama Prados «método manual»: el empleado envía su ubicación exacta en determinado momento en el inicio de la jornada. Además, esta herramienta de Trevenque ofrece la posibilidad a la empresa, siempre que el trabajador acceda a ello, de conocer su ubicación exacta en cada momento. También existe una tercera forma de fichar que es llamando a un número de teléfono gratuito -un 900- desde el punto donde se inicia la jornada laboral.

El precio de la aplicación es de 45 euros al mes para una empresa de 10 trabajadores. A partir ahí, la entidad pagaría 50 céntimos de euro por cada empleado. Según fuentes de Trevenque el servicio ha sido contratado por empresas de diferentes tamaños, desde pequeñas de unos seis o siete trabajadores a otras de hasta 4 y 5.000 empleados.

La librería Babel es de las empresas que aunque ha comenzado a hacer un registro manual, su gerente está estudiando la posibilidad de contratar una aplicación. En cualquier caso, el registro manual -cuadrante fotocopiado y firmado cada día por el empleado- es factible y suficiente para algunas actividades, pero para otras empresas en las que los trabajadores llevan a cabo su jornada en la calle supone una dificultad y la implantación de un sistema se traduce en un gasto que tendrá que realizar el empresario.

Las multas por no adaptarse al decreto ley que entró en vigor ayer pueden oscilar entre los 626 a los 6.250 euros. El Gobierno ha puesto a disposición de los ciudadanos una guía completa sobre este decreto ley que puede ser consultado en la página del Ministerio de Trabajo.

Más información