Acelerando para ser un auténtico runner

Acelerando para ser un auténtico runner

En esta 4ª semana introducimos de una forma más poderosa el trabajo interválico

PACO RUIZ MOLINA

Seguimos avanzando en nuestro largo pero ameno caminar hacia el medio maratón, y esta 4ª semana introducimos de una forma más poderosa el trabajo interválico. Buscaremos con ello trabajar el umbral de carrera a seguir desde 2 vertientes diferentes, alternando intervalos de alta intensidad con otros de menor intensidad (trote muy suave o carrera continua a ritmos bajos) con otros donde la alternancia la haremos con actividades complementarias del tipo abdominales, técnica de carrera o ejercicios de pliometría.

El objetivo principal es buscar acelerar nuestro ritmo o frecuencia cardiaca, para posteriormente hacer que vuelva a estados de normalidad y desde ahí volver a comenzar el siguiente intervalo de esfuerzo alto. Con todo esto lo que estamos provocando al final es un trabajo o entrenamiento metabólico que nos ayudará a mejorar nuestra capacidad de recuperación ante los esfuerzos, pues aceleramos los procesos de dicho metabolismo y le hacemos trabajar a mayor rapidez.

No debemos confundir el entrenamiento de intervalos con el de series, pues el concepto es diferente, y lo veremos más adelante cuando entremos a trabajar ese aspecto en posteriores semanas.

Ahora bien, en esta fase del entrenamiento es muy importante complementar este tipo de trabajo con elementos externos que van a ayudarnos a maximizar sus beneficios. Como por ejemplo:

Un reloj o cronómetro, que como mínimo nos ayude a saber qué ritmos de carrera estamos llevando durante el trabajo interválico. Además de que nos será de gran utilidad para el resto de entrenamientos, y también para ir constatando nuestra mejoría o evolución con el paso de las semanas.

Un reloj o cronómetro, que como mínimo nos ayude a saber qué ritmos de carrera estamos llevando durante el trabajo interválico. Además de que nos será de gran utilidad para el resto de entrenamientos, y también para ir constatando nuestra mejoría o evolución con el paso de las semanas.

LUNES: Descanso

MARTES: Corre 10 minutos; 10 intervalos de 200 metros en llano a máxima velocidad recuperando con una secuencia de 30 abdominales. Al terminar corre 10 minutos.

MIÉRCOLES: Trabajo compensatorio: Pilates y o tonificación

JUEVES: Carrera continua suave 50 minutos

VIERNES: Descanso

SÁBADO: Corre 10 minutos: 5 intervalos de 800 metros en llano a máxima velocidad. Trote muy suave de 4 minutos. 10 Minutos de carrera continua al terminar

DOMINGO: Carrera continua entre 60 y 70 minutos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos