El sufrimiento español vale una final

Víctor Tomás celebra un gol. /
Víctor Tomás celebra un gol.

Los 'Hispanos' sobrevivieron al buen inicio croata y jugarán la final del campeonato contra Alemania

JAVIER BRAGADOMadrid

La selección española de balonmano podrá intentar alcanzar el único gran torneo que le falta junto a los Juegos Olímpicos: el Campeonato de Europa. Para contar con la opción, la doble campeona mundial, superó a un rival de gran entidad como Croacia (33-29) en la pista polaca de Cracovia en un duelo con nervios, momentos de bloqueo y rachas de inspiración que terminó con los de Manolo Cadenas por delante gracias a su manejo del partido con la experiencia y los detalles de Raúl Entrerríos, Víctor Tomás y Antonio García -nombrado mejor jugador del partido- en un duelo que sirvió de aprendizaje y pase a una final en que espera Alemania.

33 España

Sterbik; Víctor Tomás (5), Maqueda (2), Guardiola (1), Morros (-), Cañellas (-) y Rivera (6, 5p) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Gurbindo (-), Raúl Entrerríos (4), Aginagalde (5), Ugalde (3), Antonio García (6), Baena (-), Del Arco (-) y A. Dujshebaev (1).

29 Croacia

Alilovic; Cupic (2), Kopljar (4), Duvnjak (1), Sliskovic (6), Strlek (4, 1p) y Maric (4) -equipo inicial- Stevanovic (ps), Gojun (-), Horvat (3, 1p), Karacic (3), Kozina (-), Kovacevic (-), Mamic (-), Sebetic (2) y Cindric ().

Marcador cada cinco minutos
1-4, 4-6, 6-8, 9-12, 13-13 y 18-14 (Descanso) 21-18, 23-20, 24-22, 26-24, 30-27 y 33-29 (Final)
Árbitros
Vaclav Horacek y Jiri Novotny (República Checa). Excluyeron por dos minutos a Morros y Guardiola por España; y a Strlek, Maric y Cupic por Croacia.
Incidencias
Semifinal del Europeo de Polonia 2016 disputado en el Tauron Arena de Cracovia ante unos 9.000 espectadores.

Conocía España el increíble poderío en ataque de Croacia (promediaba más de 31 goles por partido en el campeonato) pero encajó un parcial inicial de 1-4 preocupante. Manolo Cadenas debió pedir un tiempo muerto, insistir con la vigilancia a Domagoj Duvnjak y recordar la importancia de no perder balones ante un rival con un contragolpe letal. Recogió el guante el capitán Raúl Entrerríos, quien comandó la respuesta a los balcánicos (5-6) para no perder la opción nada más comenzar.

Más información

Los 'Hispanos' sobrevivieron a nueva oleada de los croatas (7-10) cimentada en la abierta defensa balcánica que ofrecía líneas de pase como señuelo para recuperar el balón y lanzar sus punzadas a la espalda española. Pasado el segundo momento de zozobra se ajustaron las torres Gedeón Guardiola y Viran Morros en el centro de la defensa de Cadenas y el juego fluyó en ataque con Entrerríos luciendo inspiración hasta cerrar una ventaja esperanzadora al descanso (18-14).

La diferencia inspiraba confianza en los españoles y decidieron apuntalar la ventaja gracias al trabajo de secundarios: Alex Dujshebaev, Antonio Jesús García y Cristian Ugalde. El lateral derecho repartió algún detalle técnico, el lateral derecho encontró el agujero en la defensa croata y el extremo explotó su rapidez para asustar a los rivales para espantar la remontada rival.

Ante la consistencia de los 'Hispanos' la selección dirigida por Zeljko Babic modificó sus estrategias, probó con defensas mixtas más agresivas y adelantó un par de pasos su línea. Pero los españoles demostraron que ser el equipo que más partidos internacionales suma en el campeonato es un factor clave para los momentos decisivos. En momentos incómodos en que el cortocircuito bloqueó las posibilidades marcar y los balcánicos se levantaron. Regresó Cadenas a su estrategia talismán -balones al pivote para que resolviera Julen Aguinagalde-, pero el problema continuaba siendo la pólvora de los croatas.

Apretaron los dientes los ibéricos y no rehuyeron el choque cuando los contactos elevaron el tono porque el premio estaba cerca. Apareció entonces Víctor Tomás gracias a las defensas de sus compañeros y su velocidad colocó a España a un paso de la victoria a falta de cinco minutos (30-26). Sólo los errores -cada selección perdió 12 veces el balón durante la hora de juego- o un final catastrófico podía apartar a los 'Hispanos' de la final del campeonato de Europa, pero el extremo derecho asumió entonces su rol de goleador para abrochar el triunfo. Además, Gonzalo Pérez de Vargas deslumbró por primera vez en el torneo con dos penaltis detenidos para cerrar el paso a cualquier posible remontada. Alemania será el último obstáculo para un Campeonato de Europa en que España suma tres platas (1996, 1998 y 2006), pero ningún oro.