Las apuestas del Eldense de la mafia... se hacían en China

El jugador del Eldense,Mayki a su llegada la comisaria de Elda. /
El jugador del Eldense,Mayki a su llegada la comisaria de Elda.

Eran normales en España y la trama decidió mover el dinero en el mercado asiático

JAVIER VARELAMadrid

El 12-0 del Barcelona B al Eldense hizo saltar las alarmas por lo abultado del marcador, pero no hubo un flujo de dinero que hiciera sospechar a la Liga como en otras ocasiones de un presunto amaño como el sucedido el pasado domingo. Por el momento, los cinco detenidos (exentrenador Filippo Vito di Pierro, el gestor inversor Nobile Capuani, el segundo técnico Fran Ruiz y dos jugadores, Maiki Fernández y Nico Cháfer) fueron puestos en libertad con cargos tras haber sido interrogados por el juez en el Palacio de Justicia de Elda.

más información

Las maniobras para llevar a cabo las apuestas y los amaños de partidos ha cambiado en nuestro país, ya que en las casas de apuestas se ha incorporado muchos filtros y controles de vigilancia que hacen saltar las alarmas en cuanto se detectan grandes cantidades de dinero en apuestas aparentemente anormales o que algunas cuotas se hayan recalculado o hayan superado los límites de riesgo. Esta situación, también ha provocado que los amaños se produzcan con más facilidad en partidos de categorías menores como Segunda B o Tercera, donde los controles no son tan escrupulosos.

Otra de las situaciones que ha cambiado en el mundo de las apuestas es que ya no compensa hacerlas antes de que comience el partido, donde las apuestas no pueden superar los 100 euros, sino que es más productivo llevarlas a cabo una vez que el colegiado ha dado el pitido inicial, cuando las apuestas alcanzan los 300 euros y, por lo tanto, las ganancias son superiores.

El propio Javier Tebas, presidente de LaLiga, señaló que el fenómeno de los amaños en el deporte es «complejo», ha «evolucionado mucho» y se ha hecho internacional. «Durante los primeros minutos del partido meten apuestas a gogó y que si han sido aceptadas -la casa de apuestas tiene potestad para rechazarlas-, alguien hace señas desde la grada para que se actué según lo pactado», señaló el mandatario del órgano que controla el futbol profesional en España. Mientras que en nuestro territorio es casi imposible apostar a resultados como los del pasado domingo, las mafias buscan su sitio en el mercado asiático o en otros no regulados como la cercana Gibraltar, Malta y algunos países árabes, y en los que el límite para arriesgar lo marca el bolsillo del apostador y no la casa de apuestas. «Hay gente del grupo inversor del Eldense que ha apostado 1000 euros y se ha llevado 426.000», explicaban en Cope, que desveló el miércoles a través de fuentes de la investigación que el Eldense habría amañado al menos otros cuatro partidos y las cantidades apostadas en el 12-0 oscilan entre los 200.000 y los 500.000 euros por partido.

Ahí está el negocio en la actualidad, señala un experto en pronósticos consultado por este periódico. «Los partidos del Eldense llevan semanas en la rumorología al no jugarse nada. Por eso, como pronosticador de partidos, cuando hay sospechas no pronostico sobre esos partidos», aseguraba Juan Gaya, pronosticador deportivo y especialista en fútbol de Segunda B y Tercera, lo que demuestra que en las casas de apuestas españolas no había ningún movimiento raro que hiciera levantar sospechas en sus sistemas de seguridad y que se hicieron en el extranjero. «El mismo día del encuentro ante el Barça B, en varios grupos de mensajería rápida se hablaba mucho, pero como de otros partidos. No vi nada raro», señala.

«El caso del Eldense es un ejemplo de lo que más ocurre en el fútbol aficionado, tramas internacionales que adquieren un club con el objetivo de predeterminar un resultado internacionalmente. Están perfectamente estructuradas y ese dinero lo apuestan en lugares fuera de España», explicó Tebas. Y es que salvo que se prohíban las apuestas en esas categorías a nivel mundial, controlar este tipo de amaños de partidos se antoja complicado.