Detenido un islamista como sospechoso del «atentado terrorista» al autobús del Dortmund

Policía frente a la entrada principal del campo de entrenamiento del Dortmund./
Policía frente a la entrada principal del campo de entrenamiento del Dortmund.

El suceso se investiga como un atentado "terrorista", según la Fiscalía federal alemana, que confirma que se hallaron tres textos en el lugar de los hechos que apuntan al yihadismo

COLPISA

La Fiscalía federal alemana ha informado de la detención de un sospechoso "islamista" en relación con el ataque con explosivos contra el autobús del Borussia Dortmund. El suceso se investiga como un atentado "terrorista", según las mismas fuentes, que confirman que se hallaron tres textos en el lugar de los hechos que apuntan al yihadismo.

La portavoz de la Fiscalía, Frauke Köhler, declaró ante los medios de comunicación que una persona se encuentra temporalmente arrestada en relación a este ataque, aunque todavía no se ha decidido si se pide su ingreso en prisión. Explicó que un grupo de extrema izquierda también ha reivindicado el ataque en internet, pero los investigadores apuntan más a la pista yihadista.

más información

DPA, el diario 'Sueddeutsche Zeitung' y las cadenas WDR y NDR han señalado que se ha encontrado una carta de reivindicación de las explosiones cerca del lugar de los hechos con referencias al atentado terrorista contra un mercado navideño perpetrado en Berlín en diciembre de 2016 y a la participación de cazas alemanes en la guerra de Siria.

La carta

La carta de reivindicación de la autoría del ataque advierte de que deportistas, cantantes y actores son objetivo ahora del grupo terrorista autodenominado Estado Islámico.

Las autoridades están analizando la autenticidad del escrito, que menciona expresamente a la canciller alemana, Angela Merkel, y que alude indirectamente al atentado que acabó con la vida de 12 personas en un mercado navideño en Berlín y que fue reivindicado por Estado Islámico.

En ella, se reclama que Alemania retire sus aviones de combate que participan en las operaciones de la coalición internacional contra Estado Islámico en Irak y Siria así como el cierre de la base de Ramstein, sede de las fuerzas estadounidenses en Europa.

Este es el texto completo de la misiva, al que ha tenido acceso la agencia DPA:

"En nombre de Alá, el misericordioso, el benévolo, doce infieles fueron matados en Alemania por nuestros benditos hermanos. Pero por lo visto, a ti, Merkel, no te importan tus sucios súbditos. Tus Tornados (aviones de combate) siguen volando sobre el suelo del 'califato' para asesinar a musulmanes. Pero permaneceremos firmes por la gracia de Alá. A partir de ahora, todos los infieles actores, cantantes, deportistas y la totalidad de las personalidades en Alemania y otras naciones de los cruzados están ya en las listas de la muerte del Estado Islámico."

El ataque

Las explosiones rompieron una ventana del vehículo. El defensa español Marc Bartra resultó herido en la muñeca y tuvo que ser operado. Otro policía que escoltaba el autobús en una moto también resultó herido con un traumatismo sonoro.

"Nos han dicho que todo salió bien", apuntó el presidente de este club de la Bundesliga, Reinhard Rauball, en declaraciones a n-tv en relación al estado de su jugador. Según ese canal informativo, el defensa y exjugador del FC Barcelona ha abandonado ya la clínica donde fue operado anoche de una fractura del radio a la altura de la muñeca derecha. Bartra llegó el pasado verano desde el Barcelona al club alemán, con un contrato hasta 2020.

El propio jugador ha querido mandar un mensaje tranquilizar a los fans con una foto en su cuenta de Instagram, en la que sale con el brazo derecho vendado. La foto, la acompaña con un mensaje: "Hola a todos! Como veis ya estoy mucho mejor, muchas gracias a todo el mundo por los mensajes de apoyo! Toda mi fuerza a mis compañeros, afición y todo el BVB para el partido de esta noche".

La Policía indicó que las cargas explosivas estaban probablemente escondidas en un arbusto. Tras la explosión los seguidores de ambos equipos abandonaron el estadio sin incidentes. Los cerca de 3.000 hinchas del Mónaco presentes en el recinto gritaron "¡Dortmund, Dortmund!" y cantaron La Marsellesa, aplaudidos por el público.

Las medidas de seguridad en la ciudad se reforzarán este miércoles alrededor del estadio. Desde el atentado de diciembre pasado contra un mercado navideño en Berlín, en el que un vehículo arrolló a la multitud dejando 12 muertos y 48 heridos, las medidas de seguridad en Alemania son muy altas.

Seguridad en Múnich

La policía de Múnich reforzará sus medidas de seguridad para el partido en entre el Bayern y el Real Madrid. Un portavoz dijo a EFE que se aumentará el número de agentes en las proximidades del estadio -de 370 a 450 agentes- y que ya se ha aumentado la presencia policial en los alrededores de los hoteles donde están concentrados los dos equipos.

Interrogado acerca de si los autobuses de los respectivos equipos serán inspeccionados antes de que los equipos se desplacen al estadio el portavoz dijo que en todo caso esa medida es parte de los estándares de seguridad en Múnich. No obstante, en un comunicado la policía afirma que lo ocurrido en Dortmund la ha llevado a prestar aún más atención a la seguridad de los autobuses.

La policía además intentará acelerar el desplazamiento de los equipos a los estadios. Los equipos, en día de partido, siempre cuentan con escolta policial, pero no necesariamente se interrumpe completamente el tráfico para su desplazamiento.

Los aficionados que asistan al estadio tendrán que contar probablemente con que los registros habituales sean más minuciosos, por lo que se recomienda llegar con tiempo al estadio. "Es de esperar que quienes hagan las inspecciones sean esta vez mas minuciosos. Por eso la recomendación de llegar con tiempo al estadio es más válida que en otras ocasiones", dijo el portavoz.

En todo caso, en el Allianz Arena las inspecciones -sobre todo de los coches que utilizan los aparcamientos del estadio- se han hecho más rigurosos desde los atentados de París.

En un comunicado la policía recordó que su dispositivo de seguridad para los partidos ha sido revisado y actualizado desde aquellos atentados y desde que en 2015 tuvo que suspenderse un partido de la selección alemana en Hannover (norte del país). "Podemos decir con la consciencia tranquila que tanto en el estadio como en el camino al estadio garantizamos un alto estándar de seguridad", dice el comunicado.