Bartra ya piensa en ganar la Copa de Alemania: «Vuelvo con más ganas que nunca»

Marc Bartra, el día de su regreso a los entrenamientos. /
Marc Bartra, el día de su regreso a los entrenamientos.

Al defensa español del Borussia Dortmund, herido en el atentado del 11 de abril, aún le duele el brazo derecho del que debió ser operado

COLPISA/AFPDORTMUND

Marc Bartra, defensa español del Borussia Dortmund, víctima del atentado contra el equipo alemán el pasado 11 de abril, afirmó este jueves que regresa con «más ganas que nunca» y espera jugar la final de la Copa de Alemania, el 27 de mayo contra el Eintracht de Fráncfort. «Cuando veo un balón, olvido todo lo que está a mi alrededor. Tengo tantas ganas de correr, de entrenarme, de defender, de estar con mis compañeros, como nunca antes», declaró Bartra, después de reincorporarse a los entrenamientos del equipo alemán el miércoles.

«Espero poder estar entre los convocados esta semana o la semana próxima», aseguró el futbolista catalán, cuando quedan dos partidos para el final de la Bundesliga. Su objetivo más importante pasa por estar listo para la final de Copa que se jugará en Berlín: «Después de todos los títulos que yo he ganado con el Barcelona, puedo ganar una Copa en mi primera temporada con el Dortmund».

Formado en las categorías inferiores del Barcelona, Bartra ganó, entre otros títulos, la Liga de Campeones en 2011 y 2015. Un mes después del atentado sus únicas marcas visibles son una cicatriz de cinco centímetros en el brazo y una venda que protege todavía el antebrazo operado tras una fractura del radio. Según el futbolista, el resto está en su cabeza. «El dolor, el pánico, la inseguridad, fue el peor momento de mi vida», repitió Bartra, padre de familia a sus 26 años y contento de constatar que el atentado ha multiplicado sus alegría de vivir.

De la operación le queda un pequeño dolor en el brazo derecho que se resiente durante los primeros ejercicios con el balón: «El médico me dijo directamente que se había roto el hueso por la explosión y las astillas (...) los tendones y los ligamentos no se vieron afectados afortunadamente».

Bartra recibió mensajes de apoyo y de simpatía de todo el mundo, incluso de Japón, donde los aficionados del Dortmund llevaron su camiseta en una encuentro local. Tres bombas explotaron el 11 de abril cuando el autobús del Borussia Dortmund se dirigía al estadio para disputar el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Mónaco. La policía alemana detuvo el 21 de abril al presunto autor, cuyo móvil, según la fiscalía, fue un afán de lucro especulando con las acciones del club de fútbol germano.