El presidente de Mauritania manda la final de la Supercopa a los penalties porque se aburría

El presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz. /
El presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz.

El partido iba 1-1 en el minuto 63 cuando decidió detenerlo para que se decidiera desde los 11 metros, causando reacciones e indignación en los aficionados

AGENCIAS

El presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz, fue el protagonista en la final de Copa de su país debido a que se estaba aburriendo en el encuentro entre el FC Tevragh-Zeina y ACS Ksar y ordenó en el minuto 63 detener el partido. Así lo afirman la 'Gazzetta dello Sport' y diversos medios locales.

En ese momento iban a 1-1 y, en lugar de esperar al final, decidió detenerlo e ir directamente a los penaltis. Tras recibir la orden del presidente, el árbitro cedió e hizo lo que le habían ordenado, causando reacciones e indignación en los aficionados.

La Federación ha dado su propia explicación de los hechos. "Niego con la mayor firmeza la intervención del Presidente de la República en esta decisión", afirmó el presidente de la federación, Abhmed ould Abderrahmane. Ha asegurado en un comunicado que se tomó "la decisión que dos cuestiones organizativas y de acuerdo a los presidentes y entrenadores" de los respectivos equipos.

El presidente Mohamed Ould ha recalcado que finalizar un partido con ambos equipos de acuerdo "no significa violar la ley", porque es "un sólo partido" que no condiciona a ningún otro equipo."El fútbol es famoso por su flexibilidad", concluyó.