Ante Tomic, el líder de la nueva Croacia

El barcelonista pelea con Marc Gasol en un amistoso reciente entre Croacia y España. /
El barcelonista pelea con Marc Gasol en un amistoso reciente entre Croacia y España.

El pívot del Barcelona llega, probablemente, en su mejor momento a la cita mundialista después de ganar la Liga ACB y demostrar que ha dado el salto de calidad y madurez que tanto se le reclamaba

JAVIER VARELAMadrid

Ante Tomic es sin duda uno de los nombres propios de este Mundial 2014 de España. Tiene la complicada labor de ser el líder de una selección croata que siempre ha tenido estrellas de muchos quilates. El pívot del Barcelona llega, probablemente, en su mejor momento a la cita mundialista después de ganar la Liga ACB y demostrar que ha dado el salto de calidad y madurez que tanto se le reclamaba en temporadas anteriores.

Tras destacar en la Liga croata, en las filas del KK Zagreb, el salto al primer nivel del baloncesto europeo lo dio de la mano del Real Madrid, que le fichó en 2010 por tres temporadas como un valor de futuro. El croata nunca terminó de encajar en el club blanco y siempre fue muy criticado por la afición madridista por su falta de 'sangre' y unos números poco acordes a su calidad y antecedentes. En 2012, el Barça se fijó en él y aprovechó la rescisión del contrato con el club blanco para hacerse con sus servicios sin pagar nada al eterno rival. Su paso al Barcelona se convirtió en un revulsivo hasta convertirle en un jugador vital para el equipo de Xavi Pascual, como ha demostrado en el último título conquistado por los azulgrana, la Liga Endesa, donde realizó un cuarto partido decisivo.

Su mejora en todas las facetas del juego, tanto defensiva como ofensivamente, no ha pasado desapercibida para la franquicia que posee sus derechos en la NBA: los Utah Jazz. El conjunto de Salt Lake City seleccionó al pívot croata en el puesto 44 del draft del año 2008 y ahora estarían pensando en llevárselo a la mejor liga del mundo después de su rendimiento en el Barcelona. Una decisión que podría tomarse dependiendo de la actuación del pívot croata, de 27 años, en la cita mundialista de España.

En el último Eurobasket Tomic y la selección croata alcanzaron las semifinales y ahora quieren subir un escalón para, como mínimo, tocar una medalla en la cita mundialista. Tomic, al que muchos siguen echándole en cara su falta de carácter en la pista, será el encargado e 'tirar del carro' de una selección que anhela estar entre los mejores desde hace varios años. Para ello, el pívot azulgrana ha desarrollado un gran juego de pies y de espaldas, que es donde realmente marca las diferencias, así como en la lucha por los rebotes, lo que le hace ser muy peligroso en las segundas jugadas.

Croacia está hambrienta de éxitos y Tomic puede ayudar, y mucho.