Denuncian tres agresiones a profesionales sanitarios durante esta Navidad en Granada

Denuncian tres agresiones a profesionales sanitarios durante esta Navidad en Granada

Los incidentes tuvieron lugar los días 12, 22 y 25 de diciembre en Zafarraya, Huétor Tájar y Granada capital

R.I.

Las Juntas de Personal Sanitario de los Distritos Granada y Metropolitano han denunciado tres agresiones a profesionales del sector durante las fechas navideñas en Granada. En concreto, estos incidentes se habrían producido durante los días 12, 22 y 25 de diciembre en las localidades de Zafarraya, Huétor Tájar y Granada capital.

Con motivo de estas agresiones, el próximo martes 8 de enero de 2019 a las 11:00 se concentrarán, en la puerta principal del edificio del Distrito Granada-Metropolitano, varios miembros del personal de las Unidades de Gestión Clínica de Zafaraya, Huétor Tajar, y Gran Capitán, representantes de las Juntas de Personal de los Distritos Granada y Metropolitano, así como la Gerente y parte de los Equipos Directivos de los Distritos Granada y Metropolitano. El objetivo es mostrar su repulsa a las agresiones cometidas contra profesionales del sector sanitario durante el pasado mes de diciembre en la capital y provincia de Granada.

Los incidentes

12 DE DICIEMBRE Zafarraya

Un equipo sanitario fue activado el pasado 12 de diciembre, con el fin de atender una urgencia domiciliaria. Cuando el equipo llegó al domicilio y comenzó a atender a la enferma, la paciente solicitó ser enviada al hospital. El médico y la enfermera le aconsejaron, que se tomara el tratamiento, puesto que no procedía derivarla al hospital.

Ante esta situación, se produjeron varias amenazas, insultos e improperios varios, con invasión del espacio personal de forma claramente intimidante. Incluso se lanzó una botella de agua, golpeando a la enfermera, lo que provocó su salida del domicilio y una llamada a la Guardia Civil.

Los profesionales agredidos y amenazados, claramente afectados por el episodio sufrido, fueron atendidos en el Distrito Sanitario Granada y Metropolitano, donde cumplimentaron los CATI correspondientes y se puso en marcha el protocolo de actuación en caso de agresión a profesionales de los centros sanitarios que incluye tanto asistencia jurídica como medidas de apoyo a los profesionales.

22 DE DICIEMBRE Huétor Tájar

El pasado 22 de diciembre llegó a las urgencias del Centro de Salud una mujer con su madre, para ser atendida por una crisis de ansiedad y un posible estado de embriaguez. Una vez atendida y recuperada, la paciente empezó a lanzar improperios varios, insultos, con invasión del espacio personal de forma claramente intimidante, apretándole y retorciéndole el brazo de la enfermera. La enfermera denunció los hechos ante la Guardia Civil.

La profesional agredida y amenazada, afectada por el episodio sufrido, fue atendida en el Distrito Sanitario Granada y Metropolitano, donde cumplimentó los CATI correspondientes y se puso en marcha el protocolo de actuación.

25 DE DICIEMBRE Gran Capitán (Granada)

El equipo fue activado el 25 de diciembre para atender una urgencia domiciliaria en la zona norte de la ciudad. Cuando el equipo estaba cerca del domicilio, llegaron a la ambulancia varios jóvenes corriendo, acercándose uno de ellos y golpeándola, abriendo la puerta y haciendo que la enfermera se bajara prácticamente de un tirón del vehículo.

Ante esta situación, el técnico-conductor y la médica de familia, bajaron de la ambulancia y se dirigieron hasta el domicilio indicado, haciéndolo bajo amenazas de muerte, insultos e improperios varios, con invasión del espacio personal de forma claramente intimidante

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron varios equipos policiales que, una vez finalizada la asistencia, escoltaron al equipo sanitario y a la ambulancia fuera de la zona.

Los profesionales también fueron atendidos en el Distrito Sanitario Granada y Metropolitano, donde cumplimentaron los CATI correspondientes y se puso en marcha el protocolo de actuación.

Ante estas situaciones, el Distrito Sanitario afirma que «debemos de poner todos los medios necesarios para la concienciación de los usuarios del sistema sanitario, para el buen uso de los medios que el SAS pone a su disposición, y para recordar que en ningún caso puede justificarse la agresión ni la intimidación a los profesionales sanitarios en el ejercicio de su función asistencial».

 

Fotos

Vídeos