Mánchester y Ariana Grande se reconfortan con un concierto multitudinario

Asistentes al concierto homenaje a las víctimas de Mánchester. /
Asistentes al concierto homenaje a las víctimas de Mánchester.

A la cantante le costó contener las lágrimas en el homenaje a las víctimas del atentado del 22 de mayo

COLPISA

El 22 de mayo 22 personas perdieron la vida por un atentado a la salida del concierto de Adriana Grande en Mánchester. Dos semanas después la joven artista norteamericana encabezó un recital con varias estrellas de la música para homenajear a las víctimas y para ayudar con la recaudación a las familias de quienes fallecieron y para los 64 heridos junto al Manchester Arena.

La artista de 23 años tuvo problemas en algunos momentos de las actuaciones para contener las lágrimas ante 50.000 personas, de las que aproximadamente 10.000 habían estado el día del atentado. «La música sirve para curarnos, para reunirse, para hacernos felices», había escrito en su cuenta oficial de Instagram la cantante de Boca Ratón para animar a los seguidores a unirse. Dos días antes del nuevo concierto la artista visitó por sopresa a los heridos que todavía están ingresados en los hospitales

Justin Bieber, Coldplay, Take That, Katy Perry, Pharrell Williams, The Black Eyed Peas, Miley Cirus, Usher y Robbie Williams se turnaron sobre el escenario situado en el Old Tradford Cricket Ground bajo el lema 'One Love Manchester' (Un amor, Mánchester). Grande cantó junto a un coro de un instituto de la ciudad en el que fue uno de los momentos más emotivos de la noche.

El evento sirvió a los asistentes para volver a reunirse con un tono alegre y cargado de emoción tras el atentado del 22 de mayo en un ambiente para reconfortarse sólo un día después de un nuevo atentado terrorista en suelo británico. Ariana Grande actuó durante todo el concierto con una sudadera con el lema 'One Love Manchester'.