Cuatro vuelos entre Granada y Barcelona cancelados por la huelga del Aeropuerto del Prat

Un avión de Vueling en el aeropuerto /IDEAL
Un avión de Vueling en el aeropuerto / IDEAL

Vueling confirma la cancelación de 112 operaciones desde Barcelona tras confirmarse la huelga de trabajadores de tierra de Iberia. La aerolínea ofrece reubicar a los afectados o el reembolso como solución

JOSE MENDOZA MAYO

La compañía de vuelos de bajo coste Vueling se ha visto obligada a cancelar cuatro vuelos entre Barcelona y Granada durante el próximo fin de semana debido a la huelga de trabajadores en el aeropuerto de la ciudad condal. En concreto, los vuelos afectados son los 2014, que debería haber despegado a las 1gat, y el 2015, que realizaba la ruta inversa, despegando desde la base nazarí a las 19:25 el día 24 y a las 19:15 el día 25 de agosto

Se estima que a nivel nacional hay unos 18.000 pasajeros afectados en 112 vuelos distintos que se pueden consultar aquí, a los que se les ha ofrecido la posibilidad de reubicarlos en otros vuelos o de reembolsar el importe del billete, tal y como indica la compañía en su página web, de la misma manera que se realizó en los paros de finales de julio. Desde la propia compañía han señalado que «se espera que la gran mayoría de los pasajeros de los vuelos cancelados sean reubicados durante el mismo día o en vuelos del día siguiente», y han recalcado que la huelga «es totalmente ajena pese a que la operativa se vea afectada».

La protesta, organizada por la plantilla de Iberia en el Prat, cercana a los 2.500 trabajadores. Esta plantilla se encarga de las labores de tierra, que abarcan todos los servicios de asistencia a las aeronaves desde el aeropuerto, realizando la facturación, el embarque, la carga y descarga, la asistencia y el mantenimiento de los aviones. Este personal no solo presta su servicio a Iberia, sino que también está contratado por otras aerolíneas, entre ellas Vueling.

Negociaciones fallidas

Este conflicto se ha enquistado después de una tregua de un mes, en donde las negociaciones no han dado resultado. Según UGT, Iberia no ha realizado ninguna propuesta, lo que ha dejado como única alternativa retomar la huelga, además de denunciar que la empresa ha incumplido los acuerdos alcanzados durante el verano pasado.

Desde la organización sindical se exige la conversión de los contratos temporales, que representan la gran mayoría dentro del sector, en contratos fijos, así como la contratación de más personal para evitar el exceso de cargas de trabajo y las horas extras de obligado cumplimiento. En caso de no llegar a un acuerdo, esta prevista otra huelga los días 30 y 31 de agosto, que se sumaría a los de este fin de semana y a los parones de finales del mes de julio.